La crisis pone en jaque al turismo rural

La crisis pone en jaque al turismo rural

Más de la mitad de los españoles afirma haberse hospedado en una casa rural al menos una vez en el último año

Actualizado:

Relajarse en plena naturaleza o desconectar del mundo en una casita con vistas al mar en un alojamiento rural es una opción cuanto menos apetecible pero el actual panorama económico está llevando a los españoles a cambiar el modelo y los hábitos vacacionales. En concreto el 82% reconoce que ha modificado sus días de descanso según recoge La Radiografía del Viajero Rural 2013, un estudio de Toprural, buscador de alojamientos rurales en España, y que analizar este sector turístico desde el punto de vista del viajero según hábitos y tendencias. Así, del 82% que reconoce haber cambiado, el 28% afirma que ha viajado menos días, el 22% ha buscado un alojamiento económico, el 16% ha reducido el gasto en actividades y un 9% ha elegido un destino más cercano.

Menos días y escapadas

A pesar de la crisis, el 57% de los encuestados se considera usuario habitual de turismo rural. Es decir, afirma haberse hospedado en un alojamiento rural al menos una vez en el último año. Un 19% incluso ha viajado más veces que el año anterior. Sin embargo, uno de los datos más llamativos del informe es que el 35% afirma haber reducido su número de escapadas, 11 puntos porcentuales más que en la pasada edición del informe, donde el 24% afirmaba la reducción en el número de viajes rurales.

Respecto a la frecuencia y la estancia media de los viajes rurales, en 2013 ha disminuido, pasando de 3 a 2 salidas al año y de 3 a 2 noches de media. Además, 3 de cada 4 viajeros rurales aluden directamente a cuestiones económicas para explicar la reducción del número de viajes al año.

El precio, factor decisivo

El precio es el factor que más importa de cara a decantarse por una casa u hotel rural tanto es así que el 76% En 2013 los viajeros rurales han gastado una media de 59€ por personaconsidera que es decisivo a la hora de la elección final del alojamiento. Además, el informe recoge que el 58% de los viajeros rurales considera que el turismo rural es barato, frente a un 37% que lo considera caro, cifra que se ve incrementada en 7 puntos porcentuales respecto a la edición anterior. En 2013, los viajeros rurales han gastado una media de 59 euros por persona y día en el alojamiento, frente a los 42 euros que afirmaban gastarse en la anterior edición del informe, el incremento podría deberse al encarecimiento de los alojamientos a consecuencia de la subida del IVA.

Un turismo de fin de semana

En su mayoría urbanitas y procedentes de grandes ciudades, los viajeros rurales afirman practicar este turismo sobre todo en pareja (59%), en familia (45%) y en menor medida con amigos (32%). Por otra parte, los viajeros optan por este tipo de turismo para evadirse los fines de semana (71%) y puentes (46%).

En cuanto a los motivos que llevan al viajero a elegir un determinado destino, destacan la naturaleza y el entorno (para el 23% de los viajeros) y la recomendación de amigos (para el 16% de los turistas rurales), como lo más relevante.

La Red, fundamental en las reservas

En cuanto al método de búsqueda del alojamiento rural, internet es el medio más utilizado por la mayoría de los viajeros (84%). Un dato que sin duda evidencia la gran importancia de la red como canal de promoción del turismo rural. Además, una de las novedades en esta edición es que por primera vez la mayoría de los viajeros rurales se decanta por la reserva online (60%).

Cómo atraer a los viajeros no rurales

El 43% de los encuestados afirma no haberse hospedado en un alojamiento rural en el último año. Como causas principales, un 37% apunta a cuestiones económicas personales, otro 26% porque prefiere otro tipo de turismo, un 18% porque considera que el turismo rural es caro y otro 18% porque cuenta con una vivienda vacacional propia.

Sin embargo, según recoge el informe, 9 de cada 10 viajeros no rurales se plantean practicar este tipo de turismo en el futuro. Y para ello, el 51% de los no viajeros rurales afirma que el turismo rural tendría que contar con mejores precios y el 47% considera que crear y aplicar ofertas especiales le llevaría a convertirse en turista rural.