Mariano Guerrero Malagón murió el 20 de agosto de 1996 en Toledo
Mariano Guerrero Malagón murió el 20 de agosto de 1996 en Toledo - abc
toledo

Diecinueve años sin Guerrero Malagón

Actualizado:

Este jueves se cumplen 19 años de la muerte del pintor Cecilio Mariano Guerrero Malagón, que falleció el 20 de agosto de 1996 en Toledo, ciudad donde desarrolló principalmente su actividad creadora atradído por la magia de sus rincones, sus fantasmas y sus gentes. Reconocido internacionalmente, el pintor de Urda, sin embargo, nunca tuvo la oportunidad de ver en vida cómo la ciudad a la que tanto amó le rendía un merecido homenaje en forma de museo donde su valioso legado pudiera ser visitado y admirado por el público.

Porque, 19 años después de su muerte, no existe tal museo, pese al interés mostrado en todos estos años por diferentes instituciones de la ciudad, cuyos responsables políticos incluso estudiaron diversos enclaves donde instalar un museo que cobijara su profusa obra aún guardada entre las cuatro paredes de su estudio del Corredorcillo de San Bartolomé, en el Casco Histórico de Toledo.

Hace tres meses, una noticia esperanzadora llegó: «La familia de Guerrero Malagon cede un centenar de sus obras a la Diputación. Los cuadros estarán expuestos en San Clemente por espacio de diez años, a partir de los cuales el convenio deberá ser renovado».

El convenio se firmó el 18 de mayo pasado, seis días antes de las elecciones autonómicas y municipales que dieron la vuelta al escenario político, pasando la Diputación de estar gobernada por el PP a hacerlo por el PSOE.

En virtud del convenio firmado por el anterior presidente de la Diputación de Toledo, Arturo García-Tizón, la familia del autor de «Danza macabra» cedió un centenar de obras, en su mayoría óleos, para que sean expuestas al público en el centro cultural San Clemente, dependiente de la institución provincial y situado en la Plaza de Padilla número 2, donde gozarán de mayores medidas de seguridad y conservación que en su estudio privado.

En declaraciones a ABC, la actual vicepresidenta de la Diputación Provincial de Toledo, María Ángeles García, alcaldesa de Pantoja y responsable del Área de Cultura, no ha concretado de qué forma se materializará el convenio firmado en mayo por la familia del pintor: «Estamos estudiándolo —dijo—, llevamos poco tiempo», y añadió que «se verá dónde su ubica», dejando así abierta la posibilidad de que sea en otro centro de la ciudad.

Además, señaló que «otros artistas jóvenes deben tener también su oportunidad», si bien agradeció a la familia de Guerrero Malagón, con la que «tenemos que hablar», la cesión (gratuita) de más de un centenar de sus obras. «Hay que darle tiempo al tiempo», dijo la vicepresidenta, quien añadió que también tendrán que hablar con la persona responsable de la actividad expositora en la Diputación Provincial, el arqueólogo Jesús Carrobles.

En cualquier caso, María Ángeles García añadió que este convenio «no vamos a echarlo para atrás para nada», antes de repetir que el escaso tiempo que lleva en el cargo le ha impedido estudiar a fondo el asunto.

Rechazado durante décadas por las distintas administraciones, el denominado por muchos de forma despectiva «el pastorcillo de Urda», Mariano Guerrero Malagón sin embargo triunfó en países como Francia e Inglaterra y en 1948 empezó una carrera ascendente con exposiciones en Estados Unidos, donde en 1950 participó en la muestra internacional de Pittsburg. ¿Será Guerrero Malagón un pintor maldito?