Actualidad

El Ayuntamiento persevera en su afirmación de que Cervantes nació en Alcázar de San Juan

El Consistorio envía a ABC la partida de bautismo que consideran auténtica

Arriba, la partida de Alcalá de Henares y, debajo, la de Alcázar
Arriba, la partida de Alcalá de Henares y, debajo, la de Alcázar - abc

Continúa en círculos culturales la polémica sobre el lugar de nacimiento de Miguel de Cervantes Saavedra, suscitada el pasado fin de semana con la declaración de Hijo Predilecto, por parte del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, del autor de El Quijote, del que se dice que nació en esta localidad manchega y no en Alcalá de Henares, como aprendieron en el colegio generaciones y generaciones de estudiantes y está aceptado desde el siglo XVIII.

Tal afirmación del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan se apoya en la existencia de una partida de bautismo que, aseguran, pertence a Cervantes, y que se guarda en la parroquia de Santa María la Mayor, donde dicen que fue descubierta en 1748, en el Libro Primero de Bautismos correspondiente al periodo 1556-1635.

«En nuebe días del mes de nobiembre de mill quios (quinientos) y cinquenta y ocho baptizó el Rdo. Señor alº díaz pajares un hijo de blas de Cervantes Sabedra y de Catalina Lopez que le puso (de) nombre Miguel, fue su padrino de pila Minchor de Ortega, acompañados (de) Juan de Quirós y Franco (Francisco) Almendros y las mujeres de los dichos», puede leerse.

Al margen izquierdo, con grafía distinta, figura «este fue el Autor de la Histoª (Historia) de D.n Quixote», referencia atribuida a Blas Antonio Nasarre y Férriz, bibliotecario mayor del Rey y Académico de la Real Academia Española en tiempos de Felipe V, un «auténtico farsante», como lo denomina el escritor cervantista y colaborador de ABC, José Rosell Villasevil, quien en una entrevista concedida ayer a ABC muestra su indignación por lo que él considera una farsa con esta frase: «Decir que Cervantes nació en Alcázar es peor que el atropello catalán».

La creencia aceptada desde hace siglos es que Cervantes nació en Alcalá de Henares (Madrid), probablemente el 29 de septiembre de 1547, y fue el cuarto de los siete hijos que Rodrigo de Cervantes tuvo con Leonor Cortina. El «Príncipe de los Ingenios» fue bautizado con el nombre de Miguel, probablemente por nacer en la festividad de ese santo, en la iglesia parroquial de Santa María la Mayor de Alcalá de Henares. Su Partida de Bautismo es uno de los documentos más valiosos que guarda el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, y fue restaurada después de cinco siglos por especialistas del Archivo Histórico Nacional. Su transcripción dice: «Domingo, nueve días del mes de octubre, año del Señor de mill e quinientos e quarenta e siete años, fue baptizado Miguel, hijo de Rodrigo Cervantes e su mujer doña Leonor. Baptizóle el reverendo señor Bartolomé Serrano, cura de Nuestra Señora. Testigos, Baltasar Vázquez, Sacristán, e yo, que le bapticé e firme de mi nombre. Bachiller Serrano».

El propio Cervantes manifestó que era natural de Alcalá de Henares, según se puede leer en el autógrafo Información hecha en Argel a solicitud de Miguel de Cervantes Saavedra, acerca de los servicios y padecimientos prestados y sufridos por él mismo.

Pero todo esto no parece ser suficiente para el Ayuntamiento manchego, que persevera en su afirmación de que Cervantes nació en Alcázar de San Juan y que incluso facilitó ayer a este diario la partida de nacimiento que consideran auténtica. Además, un vecino de la localidad, Luis Miguel Román Alhambra, envió un artículo (leer el artículo íntegro en www.abc.es/toledo), en respuesta al del cervantista Rosell Villasevil, donde, bajo el título, «¡¡Ladran, luego cabalgamos!!», subraya que esta creencia local deriva del «sentir de todo un pueblo que desde hace casi tres siglos ha sentido como hijo propio a Miguel de Cervantes. ¡¡Cervantes es de Alcázar!! Así nos lo dijeron nuestros padres y abuelos y a éstos los suyos. Y así ocurre desde que Blas de Nasarre encontró una partida de bautismo en la iglesia de Santa María la Mayor y que conservamos como uno de nuestros tesoros más preciados», dice Román, quien recuerda la unanimidad de los tres grupos políticos de la Corporación alcazareña a la hora de nombrar Hijo Predilecto al escritor universal.

Toda la actualidad en portada

comentarios