castilla-la mancha

La DGT suprime el pago de tasas en metálico

Actualizado:

Desde este lunes, 1 de septiembre, las jefaturas provinciales y oficinas locales de Tráfico de Castilla-La Mancha y Extremadura suprimen el pago en efectivo de las tasas que la Dirección General de Tráfico (DGT) cobra por la realización de trámites relacionados con los permisos de circulación, conducción y seguridad vial entre otros.

Con esta iniciativa, la Dirección General de Tráfico incrementa la seguridad en las jefaturas al no tener que manejar dinero en metálico y se eliminan los posibles riesgos en el traslado del mismo. La supresión del pago en metálico de las tasas se enmarca dentro de un plan que comenzó a modo de prueba piloto en las jefaturas de Oviedo, Gijón, Zamora, Cádiz, La Línea, Ibiza y León y que actualmente ya está consolidado.

Una vez comprobado el buen funcionamiento y garantía de esta medida, la DGT la está implantando progresivamente en el resto de jefaturas provinciales y locales de Tráfico. Desde finales de mayo las Jefaturas de Tráfico de Andalucía, Ceuta y Melilla ya no admiten la modalidad de pago en metálico y las de la Comunidad Valenciana y Murcia desde el pasado 9 de junio.

El porcentaje de cobro en efectivo de tasas en las jefaturas provinciales es de apenas un 12 por ciento. Este hecho, sumado a la constatación de la efectividad de la medida en las jefaturas donde ya está en marcha y que el ciudadano dispone de otros sistemas alternativos de pago han sido otras de las razones que han llevado a la DGT a adoptar esta decisión.

Los ciudadanos que acudan a alguna de las jefaturas de Tráfico de Extremadura o de Castilla-La Mancha y tengan que abonar alguna tasa de Tráfico podrán hacerlo a través de tarjeta bancaria tanto de crédito como de débito, a través de Internet con tarjeta o con cargo a cuenta, por autoliquidación del modelo 791 o por transferencia bancaria directa a una cuenta de los servicios centrales de la DGT solamente en aquellos casos de pagos de tasas desde el extranjero.

La eliminación del pago se suma a la decisión tomada en marzo del año pasado, consistente en la supresión del pago en efectivo de las multas en las Jefaturas provinciales. Todas estas medidas son un paso más en la implementación del acceso electrónico a los ciudadanos a los servicios públicos, de modo que puedan realizar los trámites administrativos relacionados con la DGT de forma telemática.