«El despertar de Toledo en la Edad de Plata de la cultura española»
La escritora guadalajareña Laura Lara Martínez - abc
cultura

«El despertar de Toledo en la Edad de Plata de la cultura española»

Actualizado:

El libro «El despertar de Toledo en la Edad de Plata de la cultura española» (1898-1939) parte de la tesis doctoral de la historiadora y profesora guadalajareña Laura Lara Martínez, quien, valiéndose de una amplia documentación historiográfica, periodística y fotográfica, analiza cómo esta ciudad de pasado glorioso se abre de nuevo al mundo, después de un periodo de hibernación, y se convierte a principios del siglo XX en un polo de atracción importante no solo para los españoles sino también para la comunidad internacional.

La autora muestra los cambios de una ciudad monacal y eclesial, puesto que la catedral es la sede primada de la Iglesia española, para dar paso a una capital administrativa entre mediados del siglo XIX y principios del siglo XX. Como destaca Lara Martínez en su libro, en este periodo comienzan a llegar a Toledo personajes del ámbito de la cultura, tanto españoles como europeos, que comienzan a intentar «sacar a la ciudad de su letargo». «La situación que se encuentran es dantesca, ya que el patrimonio histórico-artístico estaba desapareciendo, con muchos edificios en ruinas», señala.

El testimonio de literatos románticos como Gustavo Adolfo Bécquer, José Zorrilla e incluso del danés Hans Christian Andersen transmite un encanto especial a algunos intelectuales que llegaron a Toledo en el siglo XIX, dejándose llevar por las leyendas y el ambiente de una urbe medieval. Algunos de los personajes que transitaron por sus calles en ese tiempo, y que aparecen en el libro, son Benito Pérez Galdós, Francisco Navarro Ledesma, Ricardo Arredondo, Félix Urabayen o Gregorio Marañón, que se dieron cuenta de que tenían que actuar en la ciudad para rescatarla.

Alguno de los acontecimientos que resalta la autora de ese tiempo es el hermanamiento con Toledo Ohio (Estados Unidos) durante la II República, un hecho que sumado a otros consiguió hacer de la ciudad un foco de atracción turística, una actividad que comienza a dar sus primeros pasos en España. En este periodo, según explica, el turismo que se desarrolla es más intelectual y cultural «para desvelar los secretos que guardan las piedras». De hecho, en el libro aparecen reflejadas las visitas que realizaron jefes de Estado y reyes de la época, como los de Bélgica, o importantes intelectuales y científicos como Albert Einstein.

Sin embargo, el acontecimiento que más sobresale en la Edad de Plata de Toledo de los que narra la historiadora guadalajareña es el redescubrimiento del Greco, del que este año se está conmemorando el IV centenario de su muerte. Pero fue a partir de 1902 cuando «esta figura emerge como un astro del río Tajo» pues, según aclara Lara Martínez, hasta esa fecha el pintor cretense «estaba proscrito y era considerado un mal pintor». Así, señala que es en ese año cuando se organiza la primera exposición sobre El Greco en el Museo del Prado con motivo de la proclamación del rey Alfonso XIII.