cultura

Antonio Castillo-Olivares nos abre «Las puertas de Toledo»

El escritor madrileño vuelve con una tercera entrega de la novela histórica «Cercle», donde la corrupción es una constante

El escritor Antonio Castillo-Olivares, autor de «Las puertas de Toledo»
El escritor Antonio Castillo-Olivares, autor de «Las puertas de Toledo» - ana pérez herrera
m. cebrián - Toledo - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El escritor madrileño Antonio Castillo-Olivares Reixa ambienta la tercera entrega de «Cercle» en la ciudad de Toledo, con sus intrincadas calles y amalgama de credos y culturas. Esta novela histórica de época medieval está llena de corrupción, alianzas contra natura, engaños y traiciones, que son una constante desde el inicio de esta nueva aventura, en la que los personajes son víctimas una vez más de la codicia, la ambición personal y el fanatismo religioso. El autor lleva 14 años dedicando todo su tiempo libre a la preparación de la saga de novelas «Cercle», cuyos títulos anteriores editados por Neverland Ediciones son «Al otro lado de los Pirineos» y «Por los Montes Ibéricos».

-¿Qué se va a encontrar el lector en su última novela de Cercle, «Las puertas de Toledo»?

-Se trata de una novela de aventuras enmarcada en un escenario histórico, en concreto a principios del siglo XIII, poco después de las batallas de las Navas de Tolosa y de Muret. A grandes rasgos, el argumento nos narra la persecución de un grupo de herejes cátaros huidos del Languedoc por parte de una unidad de cruzados católicos de origen franco. Esta tercera entrega de la saga, perfectamente inteligible aún no habiendo leído las anteriores, se centra en la ciudad de Toledo.

-¿Qué papel tiene Toledo en la novela y en la época que ambienta?

-Los fugitivos, tras muchas peripecias, se dirigen a Toledo en busca del apoyo de algunos correligionarios suyos escondidos en la ciudad, y también para utilizar la populosa, cosmopolita y tolerante urbe, en la que suponen tienen posibilidades de pasar desapercibidos, como base de operaciones para una futura expansión de su credo. A la ciudad irán llegando, tras sus huellas, aparte de los cruzados protagonistas, otros grupos de aventureros que anhelan, como los primeros, hacerse con las riquezas materiales y espirituales que los herejes transportan.

-A pesar de ser ficción, la novela tiene una base histórica. ¿Cómo se ha documentado para su elaboración? ¿Qué huellas ha rastreado de la presencia de los cátaros en Toledo y de los tesoros a los que hace mención?

-La base histórica constituye el marco o paisaje en que se relacionan los personajes, casi todos de ficción, salvo escasas excepciones. El grado de fidelidad es alto, aunque puede que algunos expertos planteen objeciones. Ciertamente, en ocasiones, me he visto obligado a pequeñas tergiversaciones por exigencias del guión, pero puedo afirmar que el grado de documentación es muy elevado. No en balde, el estudio necesario para proporcionar a la saga el alto grado de verosimilitud que manifiesta ha llevado unos catorce años. Las fuentes utilizadas son sobre todo tratados técnicos de toda índole sobre el mundo medieval y, en este caso particular, sobre la ciudad de Toledo.

-Veo que la corrupción y los asuntos turbios son una constante en la novela. Pasa el tiempo, pero las cosas no cambian. ¿Hay algún paralelismo con la actualidad?

-La corrupción es algo propio de la naturaleza humana y en todas las épocas se ha dado, por supuesto. No obstante, no siempre ha contado con la misma permisividad. Todo el mundo conoce el dicho «quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra», pero desde luego la responsabilidad de cada cual no es comparable. De todas maneras, aunque entre mis personajes se encuentran impenitentes corruptos, también aparecen auténticos santos, como en todas las sociedades humanas y estamentos, y no son una minoría aunque hagan menos ruido.

-¿Está trabajando en otro nuevo libro?

-Bueno, aparte de relatos cortos que escribo para las antologías de mi asociación, «Escritores en Red», y también para mi editorial. Continúo embarcado en el desarrollo de la epopeya Cercle, afrontando ahora su cuarta entrega, que quizás podamos publicar dentro de unos cuatro o cinco años.

Toda la actualidad en portada

comentarios