cultura

El Santa Cruz ya está listo para abrir las puertas de la gran exposición del Greco

Actualizado:

Casi un centenar de periodistas españoles y extranjeros han tenido el privilegio este jueves de recorrer las salas del Museo de Santa Cruz para contemplar la muestra «El Griego de Toledo», que este viernes va a inaugurar Su Majestad la Reina. Un espacio único para acoger lo fundamental de la obra de El Greco con pinturas de las principales colecciones y museos del mundo y que han llegado desde once países y 29 ciudades de todo el mundo. Solo falta por llegar «San Pedro y San Pablo», del The State Hermitage Museum de San Petersburgo, que llegará el día 19.

Se trata de la exposición «más relevante, más importante y más significativa que se ha hecho nunca sobre nuestro pintor», según ha asegurado el presidente de la Fundación El Greco 2014, Gregorio Marañón. Y no ha exagerado. Tras la presentación en la que Marañón ha estado acompañado por el comisario de la exposición, Fernando Marías, se ha realizado un recorrido por la muestra en el que también ha participado el restaurador Rafael Alonso, y en la que la obra del pintor se adapta como un guante a las paredes del antiguo hospital de Santa Cruz.

Un montaje perfecto de luces que se abre con el gran «Vista y Plano de Toledo» y, a su izquierda, el «Autorretrato», que ha llegado desde Nueva York para participar en esta muestra. Y detrás, el visitante se sorprende con la Vista de Toledo, recién llegado también de Estados Unidos, y el mítico Caballero de la Mano en el Pecho, de Museo del Prado. Destacar también la recreación, al final del crucero, de la Capilla Oballe con las mismas dimensiones de la original, con la Inmaculada presidiendo la sala.

Ha sido una primera visita con muchas emociones, para los que llevan cuatro años trabajando en la Fundación, los que han luchado por traer las obras y los que han participado en este último montaje. Pero también para los periodistas toledanos que han vivido con emoción poder contemplar, la mayoría por primera vez, cuadros como «Vista de Toledo» o el «San Martín y el Mendigo», que también aterrizó en Madrid hace unos días desde la National Gallery de Washington o «la Adoración del Nombre de Jesús», de Londres. Y es que, como ha dicho Marañón, «solo en Toledo podíamos hacer esta exposición».

Estará abierta hasta el 14 de junio en el Museo de Santa Cruz y en otros cinco edificios de la ciudad: la sacristía de la Catedral, la iglesia y la sacristía del Hospital Tavera, la iglesia de Santo Tomé, el convento de Santo Domingo el Antiguo y la capilla de San José.