Ciudad

ABC.es

Edición

Toledo
Ofrecido por:Iberdrola

Ciudad / toledo

Edu, tú sí hiciste algo extraordinario

Día 16/02/2014 - 21.28h
Temas relacionados

Cientos de personas, jóvenes en su mayoría, despidieron ayer al montañero que falleció el domingo en Peñalara

En un mundo en el que cada vez más abundan los villanos, ayer se fue un héroe en Toledo. Un joven que pagó con su vida salvar la de su amigo. Que se puso encima para protegerle de la furia de una montaña en invierno, expresada en forma de viento, niebla, nieve y frío. Mucho frío. Decir que había una sensación térmica de 25 grados bajo cero no sirve para hacerse una idea de lo que Edu y Carlos padecieron la madrugada del sábado al domingo en una montaña perdida de Peñalara, en la sierra de Madrid, a más de 2.000 metros de altura. Imposible saberlo.

Al final, cuando el Grupo Especializado de Rescate en Altura –GERA– los encontró, a eso de las seis de la mañana, 12 horas después de haberse perdido, solo Carlos Lorenzo había sobrevivido –sigue en el hospital de La Paz, en Madrid, recuperándose de la hipotermia sufrida y con pronóstico reservado, según confirmaron ayer a ABC fuentes del propio centro–. Podía haber sido al revés. O podían haber muerto los dos, quién sabe, y si hubieran... y si no hubieran... de nada vale ya lamentarse. Lo único seguro es que ayer fue el día del último adiós, de la última mirada sin respuesta, del último gracias por cómo eras.

Cientos de personas se concentraron en el recinto del cementerio Virgen del Sagrario de Toledo para despedir a Eduardo del Blanco Adán, 27 años, del barrio de Buenavista y enamorado hasta las trancas de la montaña. Previamente se había celebrado un funeral en su honor, en la capilla del tanatorio municipal. Resultó pequeña la sala para acoger a tanto amigo y muchos acabaron agolpados en los pasillos adyacentes.

A pesar de que nadie escapa de ella, la muerte siempre es dolorosa. Y ese desconsuelo se torna en tortura cuando el fallecido apenas hace un suspiro que ha dejado de ser un niño, un adolescente, para convertirse en un joven con toda la vida por beberse. Por eso sobrecoge ver a cientos de jóvenes como él caminando en el más absoluto silencio por un cementerio. Es una imagen que se sale de lo normal, que solo debería aparecer en las películas de ciencia ficción. Porque ayer sobre todo había jóvenes, «colegas» de Edu. Es curioso, pero a veces no decir nada significa más que cualquier palabra.

A la despedida del montañero le acompañó una fina lluvia que incomodó a Toledo todo el día, «hasta el cielo ha llorado» escribió alguien en Facebook, y un par de aplausos incontenibles. De esos que llegan al alma. O mejor dicho, que salen impulsados de ella.

Mensajes en Facebook

La red social posibilita que no paren de escribirse mensajes con toneladas de emoción. Algunos coinciden en recordar la frase del blog «Toledo en la cumbre», en el que Eduardo escribía de su pasión, la montaña. «No abandones las ganas de hacer de tu vida algo extraordinario», de Walt Whitman como filosofía de vida. El destino no pudo ser más caprichoso: Edú, tú si hiciste algo extraordinario.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC Toledo en...

Beatriz Villacañas junto a su padre, el recordado poeta Juan Antonio Villacañas
Beatriz Villacañas junto a su padre, el recordado poeta Juan Antonio Villacañas / abc
cultura

La poesía de Juan Antonio Villacañas en Nueva York

. La hija del poeta toledano pronunciará una conferencia en la Universidad CUNY y hará una lectura de poemas

Cabecera Toledo Hoy
Pie Toledo Hoy
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.