Los bomberos de Ocaña protestan con el culo al aire tras notificarles su despido
Imagen publicada en el muro del Facebook de los bomberos de Ocaña - abc

Los bomberos de Ocaña protestan con el culo al aire tras notificarles su despido

Actualizado:

Los 14 bomberos del Parque de Ocaña, provincia de Toledo, han tenido una curiosa forma de protestar por su despido, que se les notificó este miércoles y que se producirá el próximo 31 de diciembre: han colgado fotos suyas en su perfil de Facebook en la que se les ve, apoyados en el camión de bomberos, con el culo al aire. La fotografia va acompañada del titular: «Cierran el Parque de Ocaña y así se queda la comarca».

Además de las fotografías, el Parque y el camión han aparecido este jueves con pintadas reivindicativas. Estos dos hechos han provocado que la alcaldesa, Remedios Gordo, del PP, se haya acercado hasta el Parque, acompañada de tres patrullas de la Guardia Civil, y otros tantos concejales. Los bomberos han borrado las pintadas por «petición obligada» del Ayuntamiento, aunque no descartan volver a hacerlas a partir del miércoles, cuando hablen con su abogado.

En el Parque se ha producido una charla con «cierta tensión» entre los políticos y los bomberos. La alcaldesa les ha repetido lo dicho el miércoles: que no hay solución posible, el Parque tiene que cerrar. Mientras, los bomberos han propuesto bajarse el sueldo un 10 por ciento y quitarse la paga extra. Sin embargo, la respuesta de la edil ha sido la misma.

Daniel Martín, uno de los bomberos de Ocaña, ha sido el que ha contado a ABC cómo se han sucedido los hechos desde que ayer «a las nueve de la mañana» les dijeron que «a las ocho de la tarde teníamos que ir al Ayuntamiento a una reunión con la Junta de Gobierno municipal».

En la citada reunión les dijeron que a finales de año cerraba el Parque porque «la Junta le ha dicho al Ayuntamiento que tiene que reducir costes por valor de 1,2 millones de euros». Además de los bomberos, dice Martín que el Consistorio también les comentó «que echaría a la calle a más empleados municipales». Con el cierre, cuenta este bombero, la comarca se queda sin ningún Parque, pues el más cercano es el de Villacañas, a 45 minutos.

El papel de la Diputación

Daniel Martín ha explicado a este periódico que «para nada» se esperaban el despido. En todo caso, ha dicho, «sí había rumores de que el Parque podía se absorbido por la Diputación». De hecho, han remitido a ABC una documentación, con fecha 9 de marzo de 2011, en la que se lee textualmente: «Desde el Partido Popular manifestamos nuestro apoyo a los bomberos de Ocaña y a la magnífica labor que realizan y por supuesto lucharemos hasta el final para conseguir que el Parque sea transferido a la Diputación, pero con todo el personal que en él desempeña sus funciones».

Por su parte, fuentes de la Diputación de Toledo han asegurado a este periódico que «nunca han otorgardo una subvención» al Parque de Ocaña, puesto que los fondos los aportaba íntegramante el Ayuntamiento. Sí han reconocido que el año pasado dieron al Parque una «ayuda especial». Martín ha explicado que, efectivamente, la ayuda fue de 150.000 euros, algo menos de un tercio del presupuesto total, que cifra en 492.000 euros.

Mientras, este periódico no ha conseguido aún ponerse en contacto con nadie del Ayuntamiento de Ocaña, para que dé su versión de lo sucedido.