Actualidad

Hacer arte con lana de oveja 951/Xxx xxx

M. A. - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Ocho artistas participan en el Simposio Internacional de la Lana celebrado en Sevilleja de la Jara

La lana de oveja recién esquilada ha permitido a ocho artistas lucirse en el III Simposio Internacional de la Lana celebrado en la finca «El Arreciado» de Sevilleja de la Jara. Procedentes de Pakistán, Colombia, Reino Unido y Argentina, además de España, los artistas comenzaron hace una semana a materializar sus proyectos con los 300-350 kilos de lana de unas 250 ovejas.

Abdul Jabbar Gull, de Pakistán, fue el primero en presentar su obra «Ordinary Soul», «un rostro hierático de enormes dimensiones» realizado sobre la ladera de una colina que forma parte de una serie que el artista está realizando con diferentes materiales y que investiga sobre la esencia del ser humano.

Luego le llegó el turno a Osvaldo Giuliani, argentino acostumbrado a trabajar en la naturaleza, que realizó el montaje «Micorriza» sobre un gran alcornoque para representar la simbiosis que ocurre bajo la tierra entre un hongo y las raíces del árbol.

Otra visión de El Quijote

El británico Bob Budd ofreció su particular visión de «El Quijote» con una pieza en la que don Quijote era una estructura angulosa recubierta de lana que sustentaba en su fragilidad la descomunal redondez de dos silos que figuraban ser Sancho Panza.

El dúo español Narayana, formado por Natalia Auffray y Ana Pérez, propuso en «Abrigarse en los límites» un recorrido alrededor de un cercado donde iban apareciendo ventanas enmarcadas en lana azul que invitaban a mirar a través de ellas y a fijar la atención en elementos del paisaje.

La poetisa española Mónica Gabriel y Galán, a modo de oveja líder, condujo a los visitantes (rebaño) por un camino marcado con una línea de lana kilométrica que se perdía en el horizonte y que retaba a descubrir dónde y cómo acababa.

La última presentación fue la de la colombiana afincada en Austria Adriana Torres, que escribió en lana sobre el suelo y con forma circular un acertijo muy famoso en Colombia que daba título a su performance: «Lana sube, lana baja». Una vez que la autora lo recorrió recitándolo se colocó en el centro y comenzó a «esquilarse» para dejar su cabeza totalmente rapada.

Xxx.

Xxx

Toda la actualidad en portada

comentarios