Mira en el video la prueba realizada de la Nintendo Switch - VIDEO: CAROLINA MÍNGUEZ

AnálisisNintendo Switch, la consola más extraña espera videojuegos

La innovación tecnológica queda pendiente de títulos que quieran sacar partido a una forma diferente de jugar

MADRIDActualizado:

Hace más de una década que Nintendo dio por perdida la batalla por la potencia en las consolas y emprendió su propio camino en solitario a partir de la innovación en la forma de jugar. Nintendo Switch es un paso todavía más lejos en su estrategia, revolucionario, más sofisticado, pero sin ser rompedor, puesto que entronca con la línea desarrollada por la compañía en la última década. Saldrá a la venta el 3 de marzo por 329 euros.

Wii demostró las posibilidades comerciales de atraer a jugadores menos habituales gracias a títulos sencillos, pensados para disfrutar con la familia o amigos reunidos en la misma habitación. WiiU, a pesar de sus pobres ventas, sirvió de contacto con las posibilidades de la doble pantalla en una consola de sobremesa. Nintendo Switch bebe de ambos conceptos, portátil y acompañado, pero con una complejidad técnica mucho mayor. La consola, desmontable, funciona al mismo tiempo como una potente portátil, con la posibilidad de continuar la partida en cualquier momento y lugar en alta definición; y los sensores de su mando abren un enorme abanico de formas de jugar.

Consola de sobremesa y portátil
Consola de sobremesa y portátil- ABC

Los controles, los «joy-con», se separan del mando principal y se convierten en dos precisos artilugios de alta tecnología con: giroscopio, para reconocer la posición del mando; sensor de infrarrojo, capaz de medir la distancia con otro jugador; acelerómetro, para medir la velocidad; y vibración de alta definición, que permite reconocer la simulación de movimiento y peso en el interior del mando, con gran precisión, según se ha podido comprobar en las diferentes pruebas de la compañía abiertas a la prensa.

Explotar su propia tecnología

Y aquí surge la primera duda. ¿Las desarrolladoras explotarán esas capacidades, especialmente las de los mandos? Las referencias al fiasco de periféricos son obligadas, salvando las distancias, como la captura de movimientos con la cámara Kinect en Xbox One o el PS Move de PlayStation. Su problema fue que las compañías desarrolladoras de videojuegos no tuvieron interés en aprovechar esa tecnología, más allá de su imprecisión técnica. El impulso que sea capaz de darle Nintendo a sus propios artilugios será determinante, como consiguió con Wii.

De hecho, Nintendo ya ha anunciado dos títulos fundamentados en las cualidades de sus mandos. El primero «1-2 Switch», disponible desde el día de lanzamiento, está formado por sencillos minijuegos que demuestran las posibilidades de los «joy-con»: baile, a partir de la captura de movimiento; duelo, a partir del infrarrojo para medir la distancia; abrir una caja fuerte, gracias a la vibración de alta definición. «1-2 Switch» muestra, al mismo tiempo, la filosofía de la compañía de potenciar el multijugador local.

El segundo título es «Arms», previsto para primavera. Aún siendo otro juego para mostrar la capacidad técnica de los controles, ofrece más intensidad. Este juego de lucha permite combates usando el sensor de movimiento de los mandos, tanto para desplazarse como para golpear, al mismo tiempo que los botones dan profundidad para efectuar ataques combinados. Nintendo cuenta con dar continuidad al título.

Terceros desarrolladores

Y surge otro problema. ¿Las compañías de videojuegos desarrollarán sus títulos multiplataforma también para Switch? Nintendo se ha apresurado a enumerar, una a una, todas las empresas que lanzarán juegos en su plataforma, entre ellas la saga de fútbol FIFA (año a año el juego más vendido en España) y la de baloncesto NBA 2K. También saldrán a lo largo de 2017 «Minecraft», el título de rol como «Skyrim», o juegos de lucha como «Ultra Street Fighter: The Final Challenge». El catálogo de lanzamiento es escaso, pero también lo fue el de PS4, y ahora es notable.

El apoyo inicial, sin embargo, siempre está condicionado por la rentabilidad. WiiU también contó al comienzo con la saga de fútbol FIFA y con la de baloncesto NBA 2K, pero la falta de un parque amplio de máquinas hizo que la ignoraran en posteriores entregas. Nintendo, una vez más, no compite en potencia contra PS4 ni Xbox One, con Sony y Microsoft con mayor músculo financiero; así que la capacidad gráfica será previsiblemente menor, a la espera de los lanzamientos previstos este año.