Mira en el vídeo el tráiler del juego - UBISOFT
TRÁILER

«Watch Dogs 2» vuelve a intentarlo con el reto de corregir los errores del pasado

Ubisoft desvela el primer trailer de la continuación del videojuego de mundo abierto que se ubicará en San Francisco para crear un «salvaje oeste de la tecnología»

Actualizado:

Las filtraciones mataron al mensajero. Los detalles de nuevos productos y lanzamientos han quedado eclipsado por aparecer antes de tiempo los detalles. Con todas y con esas, la multinacional francesa Ubisoft ha querido hacer ruido antes de la feria de ocio electrónico E3 de la próxima semana con la presentación del primer tráiler del videojuego de mundo abierto «Watch Dogs 2».

La continuación de este título cambiará la industrial ciudad de Chicago por la soleada San Francisco como entorno en donde discurrirán los acontecimientos. La propuesta mantendrá la filosofía de juego en donde el jugador podrá hacer uso de su teléfono móvil y otros tantos aparatos electrónicos para «hackear» los sistemas informáticos que controlan la ciudad como los semáforos o las cámaras de seguridad.

Los responsables del proyecto aseguran que el entorno en el que se moverá el personaje principal, Marcus Holloway, será interactivo y el comportamiento de los otros personajes será impredecible para «sentir que el mundo está vivo». Los jugadores se situarán en un «mundo enorme, abierto y dinámico», ambientado en la zona de la famosa bahía de San Francisco.

Esta será la última ciudad en adoptar e instalar el CtOS 2.0, un sistema operativo central avanzado, convertido en centro neurálgico de la ciudad, que controlará toda la red de infraestructuras. Todo ese poder, concentrado en las manos equivocadas, podría utilizarse para invadir la vida privada de los ciudadanos, controlando y manipulando sus comportamientos diarios. En esta ocasión, los jugadores podrán hacer uso de distintas habilidades y armas, entre las que destacarán unas rudimentarias cariocas capaces de aturdir a los enemigos en los combates cuerpo a cuerpo. El sistema parkour, al estilo de la serie Assassins Creed, será otra de las novedades.

La trama se centrará en un joven «hacker» brillante que ha sido víctima de los algoritmos de predicción de comportamientos del ctOS 2.0, y es acusado de un delito que no cometió. Haciendo uso de su habilidad para piratear sistemas informáticos, el jugador no solo podrá acceder a la infraestructura de la ciudad, sino también entrar en la vida de cualquier persona y en cualquiera de sus dispositivos conectados «para desatar una cadena de acontecimientos impredecible».

Este título, que llegará el próximo 15 de noviembre a las consolas PlayStation 4, Xbox One y PC, se enfrenta a su propio estigma. La primera entrega, pese a aportar algunos elementos innovadores y atractivos, fue duramente criticado por su calidad de imagen, reducida considerablemente en la versión definitiva que llegó a las tiendas.