Captura del videojuego Shadow of the Tomb Raider - SQUARE ENIX
VIDEOJUEGOS

Shadow of the Tomb Raider: Lara Croft cierra su trilogía con un apocalispsis maya

La nueva entrega del videojuego de aventuras protagonizada por la mítica heroína cierra una trilogía iniciada en 2013 y llegará el próximo 14 de septiembre conservando el estilo de juego de los últimos años

ENVIADA ESPECIAL A LONDRESActualizado:

¿Sigue Lara Croft ostentando el título de la mayor súper heroína de la historia de los videojuegos? «Shadow of the Tomb Raider», el título que Square Enix que cierra la última trilogía de la saga, así lo cree de su protagonista y, para aumentar la expectación sobre uno de sus trabajos más exitosos (y que viene precedido por la película protagonizada por Alicia Vikander), ha celebrado un evento para desvelar los primeros pormenores del juego. Unos 150 asistentes (entre periodistas, blogueros y gente del mundillo) han podido conocer y jugar por primera vez 45 minutos del esperado trabajo bajo los ladrillos de Welsh Chappel, una iglesia del siglo XIX en el centro de Londres, que en su interior agregaba la selva que será el entorno en el que se desenvuelve el próximo Tomb Raider.

Aunque se lanza a la venta el próximo 14 de septiembre para Xbox One, PlayStation 4 y PC, un día antes del evento se había dado a entender el nuevo contexto del juego. Si una Lara Croft menos sexualizada que en sus comienzos hace veinte años exploraba una isla perdida de Japón y los secretos de la Princesa Himiko al comienzo del «reboot», y la segunda entrega nos llevaba hasta Siria y Siberia y nos presentaba a la malvada Trinidad, el último capítulo se desarrolla en Suramérica y con el prisma de un Apocalipsis maya, lo que puede ser un guiño a sus orígenes primigenios, allá por 1995. El evento confirmaba que la tradición precolombina es la elegida para ser escenario del cierre de la revisión de uno de los títulos de videojuegos más famosos de la historia.

La chica «más bella de la historia»

Sin embargo una Lara Croft mucho más refinada que en entregas anteriores (y cuyos creadores buscaban diseñar al personaje femenino «más bello de la historia»), comienza su aventura en «Shadow of the Tomb Raider» en México, en el Día de los Muertos. Allí es consciente de que su próxima aventura, ligada a la cultura maya, la conduce directamente a Perú para lidiar con diferentes catástrofes naturales ligadas con la naturaleza: maremotos (que sufrirá al principio del juego y sin salir del país mexicano), terremotos, volcanes o tempestades, y tras los que deberá tomar una decisión: «Encontrarse a sí misma o salvar a la humanidad», han afirmado los desarrolladores del juego durante su presentación, en la que ha estado presente ABC.

Un estilo de juego sin cambios

En cuanto a jugabilidad, «Shadow of the Tomb Raider» no presenta muchas diferencias con sus antecesores: los comandos de acción pasan por saltos imposibles, escaladas y agarres con el piolet en el último segundo, así como atravesar por estrechas cornisas, y con el buceo como novedad, además de potenciar su lado «social», ya que parte del juego es desenvolverse en sociedad para seguir avanzando en el juego, según han asegurado en la rueda de prensa de presentación.

El inseparable arco de Lara Croft se puede encontrar desde el principio, si bien el trailer revela que sumaremos a las armas (entre las que también parece estar de nuevo la pistola) un machete, con el que la protagonista define su personaje al arrebatar la vida de una especie de chamán maya antes de perpetrar un sacrificio humano, tal y como también recoge el adelanto de la última entrega de esta clásica serie que ya tiene más de veinte años a sus espaldas.

Su apartado visual sigue siendo fascinante. Los gráficos, notablemente mejorados desde la última entrega («Rise of the Tomb Rider») rodean al jugador en un ambiente mucho más claustrofóbico que sus antecesores, un detalle que han querido remarcar en la presentación. Ambientes que aportan la perspectiva de peligro para que el jugador se meta en el papel de una Lara Croft que asume que tendrá que tomar decisiones en la vida y muerte de los demás para conseguir un fin mayor más allá de su propia experiencia.

«Shadow of the Tomb Raider» ofrece, según el primer vistazo al videojuego, una experiencia más que entretenida que, si bien se apoya en otros títulos a los que les precede el éxito (y esto no tiene por qué ser malo), es un gran broche para una trilogía que parece no tener fin y que abre la incógnita de cómo engarzará con posibles nuevas entregas.