«Prey»: el juego que rompe con el pasado - Bethesda
TRÁILER

«Prey»: un videojuego que rompe con el pasado

El videojuego de simulación espacial y supervivencia, que llegará en 2017, promete combinar narración y acción con una pequeña dosis de juego de rol

MADRIDActualizado:

Es común en la industria de los videojuegos que cuando algo funciona no se cambia. Si la fórmula funciona, ¿no? Es posible que esta visión sea algo corriente en diferentes disciplinas artísticas y profesionales, pero se aprecia cómo en el ocio digital se sumergen en propuestas definidas en el pasado y se recurre a la remasterización de los contenidos.

Los llamados «remakes» están a la orden del día. No hay temporada que se lance algún título que tuvo su momento anterior o llegó hace un tiempo. Vendrán más. Algunos muy interesantes y, otros, que pese a denominarse de la misma forma no tienen nada que ver con la versión original. «Prey no es una secuela, ni un 'remake', y no tiene relación con el original. Hay que verlo como una reinvención de la saga», afirma Raphael Colantonio, presidente de Arkane Studios.

Este título en perspectiva subjetiva (llegó en 2006) estará disponible para PlayStation 4, Xbox One y PC en 2017. Pero, ¿qué es exactamente este juego? Según los responsables del proyecto, «lo que define el juego es la gran importancia de la simulación en la que las decisiones del jugador son esenciales». De esta forma, el sistema registrará todos los movimientos del jugador para que esas decisiones «tengan consecuencias».

«También proporcionaremos muchas herramientas y, al ser todo una simulación, la exploración de esas herramientas en el entorno contra diferentes Inteligencias Artificiales, que también son simuladas», señala Colantonio, quien defiende que no se tratará de un juego de terror: «La dimensión de la emoción psicológica gira más bien en torno al tema de identidad».

La reinvención de este juego de ciencia ficción y acción en primera persona supondrá un completo reinicio con marcado acento «thriller» psicológico donde estará paseando constantemente la tensión. El entorno será la nave Talos que se encontrará en órbita. Será el año 2030 y, en ese contexto, el jugador, que interpretará al personaje llamado Morgan Yu, deberá salir airoso de una invasión alienígena. Se podrá elegir el sexo del personaje.

«Será un juego híbrido, que combinará narración y acción con una pequeña dosis de juego de rol», adelanta. Control de situación, aprovechamiento de los recursos y aprender a sacar partido a los elementos disponibles será crucial para la supervivencia, por lo que no se tratará únicamente de disparar.