Mira en el video el tráiler del videojuego - KOCH MEDIA
TRÁILER

Las claves de Deus Ex: Mankind Divided

Con una dosis más de libertad, la nueva entrega del videojuego de rol de acción en perspectiva subjetiva presentará importantes novedades y nuevo modo Brecha que, después de hincarle el diente durante unas horas, el resultado de momento no puede ser más optimista

MADRIDActualizado:

Hace 5 años la saga Deus Ex volvió a la actualidad con un capítulo que despejó todas las dudas que albergaban los más escépticos. «Human Revolution» rozó la excelencia con una propuesta muy ambiciosa, tanto desde el punto de vista narrativo como jugable. El videojuego no solo presentaba un argumento profundo y unos personajes tridimensionales, repletos de conflictos internos, sino que acometía con valentía la cuestión del transhumanismo.

Pocos juegos se han atrevido a tratar con tanta franqueza cuestiones filosóficas de tanto calado, pero en Eidos Montreal hicieron un trabajo excepcional. Por lo que hemos visto de «Deus Ex: Mankind Divided», aunque el foco parece desplazarse a cuestiones más sociales, el estudio está en posición de superar el primer título.

Argumento violento

Dos años después del incidente al final aquel lanzamiento, donde el padre de la tecnología de aumentos lanzó una señal que convirtió a toda la población aumentada del mundo en psicópatas violentos, causando millones de muertos, la sociedad está dividida. Con el relato de lo que sucedió ocultado por los Illuminati, los aumentados están sometidos a una segregación brutal, un auténtico apartheid mecánico. Grupos terroristas se alzan contra la opresión, sumergiendo la sociedad en una espiral de miedo y violencia.

Premio a pasar desapercibido

En esta situación de tensión, el personaje principal, Adam Jensen, busca desenmascarar la gigantesca conspiración responsable por la división de la humanidad. La primera misión que pudimos jugar corresponde al prólogo y se ambienta en un rascacielos en Dubái. A pesar del tiempo transcurrido, el control de Adam sigue siendo reconocible. El juego sigue premiando pasar desapercibido, utilizar tácticas no letales y buscar rutas alternativas (vuelven los famosos conductos de ventilación), pero la libertad a la hora de afrontar los enemigos sigue siendo total.

Aumentos más radicales

Jensen cuenta esta vez con aumentos todavía más impresionantes, como un fuerte blindaje o la posibilidad de lanzar las cuchillas de los brazos, por lo que la forma de navegar por el nivel queda al gusto del jugador. Las armas están abiertas a modificación, las fases de «hackeo» vuelven (aunque han sido rediseñadas y ahora también pueden hacerse a distancia para ciertos dispositivos), como también los diálogos donde puedes ir tomando diferentes tácticas para convencer a un personaje.

Lejos de una fidelidad visual

Durante la segunda misión nos enfrentamos a enemigos aumentados, capaces de utilizar tácticas coordinadas que convertían el enfrentamiento directo en un desafío considerable. El personaje contará con su propio apartamento en Praga desde donde podrá perseguir diferentes indicios y aceptar misiones secundarias. El nuevo Dawn Engine consigue recrear niveles más grandes y con un mayor énfasis en la verticalidad. Aunque no está en la vanguardia en cuanto a fidelidad visual se refiere, sirve perfectamente a las necesidades del juego, con muchos elementos manipulables que alteran la acción.

Un modo básico

Elementos como una tormenta de arena que obstruye la visibilidad de los enemigos son un buen ejemplo de esto. El nuevo modo Brecha ofrece una experiencia arcade casi desprovista de narrativa. Con la excusa de navegar entornos virtuales para robar información de corporaciones, la presentación es muy abstracta, con unas texturas básicas que se reducen a dar información jugable y poco más. Veremos si se queda en un modo extra para los que no tengan suficiente con la historia y quieran competir en tablas de clasificación online o se vuelve algo con más entidad. Por último, el juego vendrá acompañado de una versión móvil: Deus Ex Go.

Niveles más grandes

Como Hitman o Tomb Raider antes, el objetivo es ofrecer una versión destilada de la jugabilidad con una presentación minimalista para sesiones cortas en dispositivos móviles. En definitiva, «Deus Ex: Mankind Divided» parece que va a seguir muy de cerca los postulados de su predecesor, pero aprovechando la nueva generación para ofrecer más libertad, niveles más grandes, más herramientas jugables y una mayor ambición general. Con el nivel tan alto que tenía Human Revolution, no parece mala idea. Queda por ver si narrativamente está a un nivel tan excelso, pero lo que hemos podido ver nos invita a ser muy optimistas. El juego llegará a PC, PS4 y Xbox One el 23 de agosto, totalmente en castellano.