Mira en el vídeo el tráiler del juego - KOCH MEDIA
tráiler

«Just Cause 3»: subiendo el listón de la destrucción

Actualizado:

Explosiones, caos, destrucción. Habrá muchas oportunidades de juego en «Just Cause 3», próxima entrega de esta aventura de acción en tercera persona protagonizada por Rico Rodríguez. Este título contará con una gran libertad de movimientos y, para ello, se rediseñarán algunos elementos como el traje aéreo, que ganará características.

Según el vídeo presentado en la pasada feria E3 se aprecian las mecánicas del juego, la próxima aventura se ubicará en la república de Medici, en el Mar Mediterráneo. Allí, el personaje se deberá enfrentar al tiránico régimen del general Di Ravello, un dictador con una insaciable sed de poder.

El juego será amplio. Se tendrá más de mil kilómetros cuadrados de tierra, mar y aire que puedes surcar libremente, además de un enorme arsenal de armas, artefactos y vehículos; todo ello para sembrar el caos de la forma más original y explosiva que puedas imaginar.

El juego, que llegará a PlayStation 4, Xbox One y PC el 1 de diciembre, permitirá hacer explotar cualquier objeto. «Podréis viajar a todos los lugares que veáis en pantalla», explica Roland Lesterlin, directo de Avalanche Studios, estudio desarrollador de «Just Cause 3».

El jugador podrá, entre otras cosas, inutilizar elementos del régimen o destruir los objetos de propaganda. de esta manera, se debilitará la influencia del dictador en la zona. En esta entrega, por ejemplo, otros ejemplos e instalaciones como las gasolineras tomarán una nueva dimensión al tener más posibilidades de destrucción. La física juega a nuestro favor porque se inicia una reacción en cadena y explota todo», sostiene.

El traje aéreo de el personaje se ha remodelado. «La sensación de velocidad es incomparable. Con el terreno adecuado podéis cubrir grandes distancias rápidamente. Igual que con el paracaídas se puede usar el gancho para impulsarse». El videojuego permitirá, también, manejar distintos vehículos, como aviones de combate, motos o coches de alta gama.