Videojuegos

Videojuegos

La historia de Robocop en los videojuegos

Día 18/02/2014 - 09.50h
Temas relacionados

Con motivo del estreno de la película del popular cyborg, repasamos la lista de títulos hasta llegar a la nueva versión para plataformas móviles

La historia de Robocop en los videojuegos

El desembarco de Alex Murphy en los videojuegos, una industria que actualmente mueve más dinero que el cine y la música juntos, ha sido un tanto caótico e historias revolucionarias no destacan. El primer título que ilustraba al personaje de Robocop data de 1988, coincidiendo con la película, protagonizada por Peter Weller y dirigida por Paul Verhoeven.

Aquel título lo lanzó Ocean y Data Center e incorporó al personaje en título de acción en primer persona en formato «scroll» horizontal. La versión para las extintas Commodore 64 y NES consistía en manejar al personaje de izquierda a derecha, destruyendo la droga y arrestando a los delincuentes. La versión para el ZX Spectrum y Amstrad fue también un juego de plataformas, pero ofrecía el movimiento en ambas direcciones (vertical y horizontal).

En 1990 se lanzó «Robocop 2», también producido por ambas compañías, y que permitió jugar con dos controladores. Prácticamente era el mismo estilo de juego, pero desde el ordenador se podía avanzar dando saltos por las plataformas. El título pertenecía al género «shoot-em-up» y contaba con gráficos más avanzados, eso sí, y ganando premios como del «Mejor juego del año».

Tras él llegó «Robocop 3», en 1993, y también se basaba en la película del mismo nombre. En la versión para NES se creó un sistema de desplazamiento lateral. Incorporaba una característica interesante, ya que los golpes recibidos podían establecer un «mal funcionamiento» para el personaje. La franquicia de Ocean volvía a estar en las tiendas, aunque fue catalogado por la prensa especializada del momento como un «juego difícil».

Contó con versiones para Sega Mega Drive y Master System. Otra de las cuestiones que marcaron este título fue que las versiones para los PC fueron desarrollados por Digital Design Imagen y tuvieron gran aclamación después de introducir un motor gráfico 3D, que era la sensación de la época. Incorporaba persecuciones de coches y secuencias de tirador, así como una secuencia de vuelo. Todo un lujo y un avance. La adaptación para Commodore Amiga estaba disponible en tres idiomas (inglés, francés y alemán) e incluía dos modos de juego («Modo campaña» y «Arcade»).

En los noventa, y más concretamente en 1994, apareció «Robocop vs. Terminator», un curioso título que unía a dos personajes famosos de la época y que marcaron historia, aunque resultó un fiasco. Desarrollado por Virgin, estaba disponible para la consola Mega Drive. No fue hasta una década después, en 2003, cuando en PlayStation 2,la Xbox original y Game Cube apareció un título sugerente que ponía de relieve la calidez del personaje, pero un tanto descontrolado. Se trataba de un «shooter» en primera persona en el que el jugador tenía que defender el imperio de la ley con todas sus fuerzas. Esto era, un arsenal de pistolas y rifles dispuesto a combatir el crimen. El juego, desarrollado por Titus, no tuvo gran relevancia.

Coincidiendo con el estreno de la superproducción a nivel mundial, se ha lanzado una aplicación para dispositivos móviles (iOS y Android), resuelta de manera brillante por la desarrolladora Glu Mobile. El jugador controla el personaje mediante el deslizamiento de los dedos en la pantalla táctil. Gracias a unos pequeños controles se dirige al mítico cyborg, se apunta a los enemigos y se eliminan, con gran facilidad, eso sí. Incorpora micropagos dentro del juego. El personaje, creado en 3D, dispone de varias armas, algunas muy futuristas.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ps4
J.M.SÁNCHEZ El juego, en fase de pruebas, mezcla los géneros distintos, el del multijugador de rol masivo y con una perspectiva subjetiva
Un imponente submarino ruso acudió a la llamada de socorro de un pequeño barco que navegaba por el Océano Polar Ártico