ANÁLISIS

«Fifa 16»: mejores defensas, mismo espectáculo

La nueva entrega ahonda en la simulación, corrige algunos detalles e incorpora las equipaciones femeninas

Mira en el vídeo un fragmento del juego

Con líneas continuistas, sin grandes cambios pero introduciendo ligeras mejoras, «Fifa 16» ha puesto el foco en corregir algunos detalles de otras temporadas y simplificando sus accesos. Una pincelada anual para el probablemente mejor simulador de este deporte. Ya se sabe que la controversia entre los seguidores de serie y su rival PES da siempre mucho juego.

En esta temporada, se han perfeccionando algunos detalles derivados del comportamiento y actuación de las defensa, más prominentes y fuertes. Más metódico que de costumbre, se ha avanzado ligeramente en la construcción del juego por el centro del campo, intentando nutrir de limpieza y actitud. Sin embargo, con ello se lastra el ritmo del partido, que resulta en ocasiones lento y cadencioso, incluso restándole cierta emoción.

Tampoco estamos con el tradicional estilo «correcalles» en donde el jugador en carrera resulta imparable. Ahí es donde el juego deja atrás el aspecto más arcade del año pasado para centrarse en la simulación. El comportamiento y la sensibilidad se mantiene, pero el ataque deja buenas sensaciones- La recepción del balón también está bien implementada y la ejecución también, aunque no se ha producido un gran cambio respecto a la temporada anterior.

La benévola Inteligencia Artificial de los jugadores producen extraños comportamientos, aunque en líneas generales son capaces de presionar fuertemente, adelantar líneas, driblar con cierta pericia y actuar desde una perspectiva muy realista. Sin embargo, hay momentos surrealistas como golpeos que mandan el balón a la grada sin motivo aparente. En ocasiones, eso sí, se lucha contra una feroz rapidez que tal vez infiere una mayor dificulta, permitiendo jugar con los espacios.

A nivel gráfico, el juego brilla considerablemente sin apreciar un gran cambio respecto al año anterior. Pese a no avanzar demasiado en este apartado, continúa siendo el mejor de la serie. Se ha puesto el foco en las animaciones y celebraciones, momento este para brillar con una atmósfera propia de los terrenos de juego. El audio y la sonorización también, sin apenas cambio, sigue aportando un valor importante como fabricante de emociones.

El sistema cuenta con una funcionalidad llamada Trainer, que permite ofrecer sugerencias de botones durante la celebración del partido, aunque se puede tanto desactivar como elegir el nivel de información que se muestra. Quizá para los jugadores más veteranos esto es algo secundario y fuera de lugar, pero se trata de una buena ayuda para aquellos que decidan pasarse al juego de Electronic Arts.

En cuanto a los menús, el juego simplifica sus accesos, como esel caso del área de Ultimate Team en donde, con la ya tradicional fórmula de adquirir sobres, vamos confeccionando nuestra plantilla personalizada a nuestro antojo y devoción. Los modos de carrera se han mejorado también y se mantiene esa visualización sencilla para acceder a partido rápido. Hay hasta cincuenta torneos nacionales e internacionales para disputar, incorporando por primera vez la copa internacional femenina.

En el la parte «online» se encuentra la creación de temporadas de cara a la lucha por el ascenso de categoría o los trofeos. Se pueden también disputar temporadas cooperativas o disputar amistosos con cualquier contacto. Puede que sea consecuencia de la conexión en el momento de las pruebas realizadas, pero en ocasiones encontrar rival es una tarea que dura demasiado tiempo, desesperando en ocasiones.

comentarios