COMPARATIVA

HTC Vive, Oculus Rift o PlayStation VR: ¿Cuál es la mejor opción para la realidad virtual?

Esta tecnología aspira a revolucionar la industria a partir de este año, aunque corre el riesgo de ser un gran fiasco por precios altos y por un escado contenido. Los tres dispositivos más avanzados marcarán tendencia

MADRIDActualizado:123
  1. Oculus Rift

    Detalle de las gafas de realidad virtual Oculus Rift
    Detalle de las gafas de realidad virtual Oculus Rift - OCULUS

    Si hay un dispositivo que haya marcado la pauta de la tecnología de realidad virtual ese ha sido Oculus Rift, un casco que se coloca en la cabeza y que, a priori, bien podría tratarse de unas gafas de esquiador. Con este artefacto puesto el usuario se mete, literalmente, en un mundo paralelo y alternativo en donde, mediante el uso de un controlador (ya sea el mando de la Xbox One o los mandos Oculus Touch), puede interactuar con los objetos virtuales que se encuentra a su paso.

    Objetivo: «engañar» al cerebro

    Da sensaciones porque cumple con el objetivo de «engañar» al cerebro. Uno puede llegar a perder la noción de la realidad, desconectandose en cierto modo de lo que sucede a nuestro alrededor. Bien es cierto que, visto desde fuera, los usuarios de este tipo de aparatos, que aspiran a revolucionar el mercado este año, se queda con una actitud bobalicona como si se tratase de una persona sumida en la locura. Piénsalo: una persona haciendo gestos, moviéndose y gesticulando sin ver absolutamente nada.

    En cuanto a sus características, vienen equipadas por dos paneles OLED y una serie de sensores para reproducir entornos de hasta 360 grados. La tasa de refresco es de 90 Hz y ofrecen un campo de visión de 110 grados.

    Necesario un PC de alto rendimiento

    Oculus Rift está pensado para su uso desde ordenadores tradicionales, es decir, un PC. Y este, desafortunadamente, debe contener una serie de características y prestaciones muy altas o, al menos, muy avanzadas para sacarle el verdadero jugo al asunto. Mover sus exigencias es, a lo sumo, una de sus limitaciones, ya que no todos los usuarios disponen de una máquina de estas características y, en caso de querer montarse a día de hoy una en su hogar, el precio entre ambos productos es excesivamente alto.

    Para poder utilizar el casco, cuyo precio llega a 599 euros, se requiere de un potente ordenador con unas especificaciones mínimas de tarjetas gráficas Nvidia GTX 970 (350 euros) o AMD R9 290, procesadores Intel Core i5, 8 GB de Memoria RAM y Windows 7 como mínimo, además de 3 puertos USB 3.0 y un puerto USB 2.0.

    Catálogo: 30 juegos

    Este dispositivo cuenta, desde el inicio, con un catálogo de 30 juegos, entre los que destaca el alucinante videojuego espacial «Adr1ft», el simulador de coches «Project Cars», el «shooter» «Eve: Valkyrie» o las ambiciosas plataformas de «Lucky’s Tale». A lo largo del año llegarán otros tantos como «Minecraft» o la serie «Half-Life».

  2. HTC Vive

    Mira en el vídeo el primer acercamiento a HTC Vive
    Mira en el vídeo el primer acercamiento a HTC Vive - J.M.NIEVES

    Se trata del dispositivo más avanzado en esta materia, pero también las más caras (799 euros). Y pese a que HTC Vive es una gran opción su precio puede llevar a más de uno a ponerla en el buzón de «deseo» pero no materializar su compra. A diferencia del resto de propuestas, este dispositivo no se limita únicamente a mostrar un vídeo en 360 grados sino a crear un auténtico entorno virtual en el que el usuario puede moverse a voluntad e interactuar con todos los objetos que ve a su alrededor.

    Cámara frontal y malla virtual

    El sistema es capaz de hacer un «mapeado» de una habitación en la que se encuentra el usuario con las gafas y establecer el perímetro de seguridad para que podamos movernos libremente y sin chocar con los objetos reales que pueda haber en la estancia. Para lograr esta perspectiva se requiere de dos sensores que se incluyen en el kit y que hay que colocarlo en dos extremos de la habitación, eso sí, limitadas a 25 metros cuadrados.

    El casco, que debe ir conectado al ordenador, también cuenta con una cámara frontal pensada para que se recoja los movimientos del usuario, que lo hace con mayor precisión que sus competidores. Con todo, se genera una malla virtual para localizar los límites de esa habitación, así como los objetos y las personas que se encuentran en nuestro alrededor y guiar así al usuario por todo el entorno. Se maneja mediante dos controladores inalámbricos cuyo manejo es sencillo y bastante preciso.

    En cuanto a sus características, HTC Vive cuenta con dos pantallas OLED de 1.080 x 1.200 píxeles cada una y tiene una frecuencia de actualización de 90 Hz, similar a las Oculus Rift, su principal competidor en el mercado. De hecho, tiene un campo de visión algo más amplio, aunque la nitidez puede ser inferior a la esperada.

    Catálogo: 40 juegos y aplicaciones

    Del dispositivo, aún sin estar a la venta (llegará en mayo), se sabe que incluirá unos 40 juegos y aplicaciones, como «Job Simulator: The 2050 Archives», un juego de corte apocalíptico en donde los robots han sustituido a los humanos en muchos de sus trabajos. Otra de las propuestas que llegarán será «Fantastic Contraption», un título que recreará las sensaciones de pasear y vivir por una isla cubierta de hierba flotando en el cielo mientras se construye una máquina del tamaño de un caballo.

  3. PlayStation VR

    Mira en el vídeo el primer acercamiento a la PlayStation VR - J.M.S.

    Menos avanzadas pero mucho más accesibles que las anteriores (399 euros), el dispositivo cuenta con una pantalla de 5.7 pulgadas tecnología OLED con una resolución Full HD (1.920 x 1.080 píxeles), es decir, 960 x 1.080 por cada ojo. Pero, ojo, a diferencia de los modelos anteriores que tienen dos lentes diferentes para cada ojo ese dispositivo tiene un solo panel. El campo de visión gira en torno a los cien grados, aproximadamente, lo que permite recibir una sensación muy inmersiva.

    Están pensadas para utilizarse con la consola de sobremesa PlayStation 4, aunque en las últimas semanas se ha rumoreado que Sony trabaja para lanzar a final de año, y coincidiendo con la llegada de PlayStation VR, una nueva consola más potente para sacarle partido a la realidad virtual. De momento, habrá que utilizarse con una caja procesadora además del resto de periféricos.

    Buen equilibrio

    Entre otras características, destacará su sistema de detección de movimiento de seis ejes (giroscopio de tres ejes, acelerómetro de tres ejes) y, uno de sus logros, es la latencia obtenida, de tan solo 18 milisegundos, que ofrece una sensación bastante realista. La tasa de refresco, en comparación, es de 120 Hz.

    Además, el dispositivo contará con un modo «Cinemático», que permitirá a los usuarios acceder a una gran variedad de contenidos en una gran pantalla virtual (juegos y vídeos), así como una variedad de funcionalidades de la consola como «Share Play» -compartir partidas- o «En vivo» -para retransmitir en directo-. Además, mediante la función Media Player los usuarios podrán ver fotos y vídeos de 360 grados que hayan hecho con dispositivos como cámaras omnidireccionales.

    Catálogo: 50 juegos

    Como gran baza, los videojuegos. Sony ha asegurado que actualmente ya hay más de 230 desarrolladores y editoras que están trabajando en títulos para el dispositivo, desde pequeños equipos independientes a grandes estudios de editoras tan reconocidos como 2K Games o Ubisoft. Se estima que de cara al lanzamiento oficial estén disponible 50 títulos como el realista «Eagle Flight» (simulador de vuelo), el potente «EVE: Valkyrie» (ciencia ficción), el divertido «Headmaster» (deporte), el genuino «Rez Infinite» (adaptación del célebre videojuego) o el terrorífico «Until Dawn: Rush of Blood». Y, como gran apuesta, Electronic Arts trabaja para llevar el videojuego de disparos «Star Wars: Battlefront» al mundo virtual.