Los descubrimientos más sorprendentes de los diez años de Google Earth

Los descubrimientos más sorprendentes de los diez años de Google Earth

Desnudos y esvásticas, extraños símbolos y campos de prisioneros son algunos ejemplos de lo que se han encontrado los usuarios

Actualizado:

Desnudos y esvásticas, extraños símbolos y campos de prisioneros son algunos ejemplos de lo que se han encontrado los usuarios

1234567891011
  1. Campos de prisioneros en Corea del Norte

    El servicio no tiene rival. Es potente y su cobertura es impresionante. Google Earth, que acaba de cumplir diez años, se ha descargado en más de 2.000 millones de ocasiones y sus posibilidades, además de permitir a los usuarios realizar búsquedas de localizaciones, también ha tenido un importante recorrido a nivel profesional. De hecho, el programa cuenta con un plan profesional que amplía sus funciones.

    Pero más allá de ser un mero entretenimiento, Earth ha servido en todos estos años como una plataforma interesante para realizar descubrimientos sorprendentes. Y las anécdotas son muchas y variadas. En una ocasión, por ejemplo, sirvió para descubrir un campo de prisioneros en la siempre misteriosa y hermética Corea del Norte.

    Activistas de derechos humanos y bloggers han utilizado el programa de Google, pensado para la recreación, la educación y el marketing, y lo aplicaron en los mapas del país. El resultado fue llamativo: se desveló un sistema de docenas de campos de prisioneros que se extienden por el territorio. Nada menos que 250.000 presos políticos y sus familias trabajan por raciones de comida en los campamentos de montaña, según estimaciones de grupos internacionales de derechos humanos.

  2. Miles de yacimientos arqueólogicos nuevos

    El sistema de imágenes en 3D Google Earth puede servir como un recurso de apoyo para quienes trabajan en arqueología. En 2011, el arqueólogo australiano David Kennedy aseguró que se apoyó en Google Earth para localizar 2.000 nuevos yacimientos en torno a Arabia Saudí, toda una proeza. Para ello, revisó pormenorizadamente los mapas de la zona mediante este sofware satelital para posteriormente solicitar la ayuda de unos colegas para que, ya sobre el terreno, se cerciorasen del descubrimiento.

  3. Una estrella de David en un aeropuerto

    Pero si algo ha tenido Google Earth es impacto tras sus descubrimientos, digamos, ocasionales. Gracias a una imagen obtenida con Google Earth, se reveló en 2010 que sobre sus cabezas, en el techo del edificio, había una gran estrella de David -símbolo identitario del judaísmo- en el aeropuerto de Teherán (Irán). Como era de esperar, los funcionarios que trabajan allí pidieron que el símbolo fuese retirado.

    Curiosamente, lo cierto es que el edificio fue construido por ingenieros israelíes, pero nadie parecía conocer la existencia de la estrella en el techo. Tras ese hallazgo, los vecinos criticaron este suceso.

  4. Encontró a su madre... 26 años después

    Más emotiva es esta historia de un joven indio que, en 2012, aseguró haber encontrado a su madre accidentalmente en Google Earth. Lo bonito de esto es que no la veía desde hacía 26 años. Tras perderse en un tren hacia Calcuta cuando tenía solo 5 años, pasó su infancia en un orfanato hasta que fue adoptado por una familia australiana.

    No recordaba casi nada pero gracias a la tecnología, y ya en Australia, pudo trazar una ruta sobre el pueblo en donde nació, Khandwa, hasta que localizó algunos enclaves que estaban guardados en la memoria, como una catarata en la que solía jugar. un final feliz.

  5. Extraño dibujo en el desierto de Gobi

    La herramienta también ha servido para inaugurar nuevos misterios. En 2011, se decubrieron unas extrañas formas geométricas en el desierto chino de Gobi. Eran unos grandes dibujos del que nadie sabía su procedencia.

    Al año siguiente, se aseguró que se trataba de una gran línea de 8 kilómetros formada por gigantescos cuadrados en el oeste del país. Eso destapó las teorías acerca de la existencia de seres extraterrestres, aunque expertos italianos dijeron que se podía deber a los prospecciones que el Gobierno chino ha realizado en la zona, donde puede haber enterradas más de un millón de toneladas de níquel.

  6. Un fragmento de la Muralla de China más allá

    Hablando de China, hace tres años se descubrió que un fragmento de la gran Muralla China, de una extensión de cien kilómetros, llegaba más allá de las fronteras del país. Se trataba de una sección «perdida» de esta impresionante fortificación. La parte descubierta por británico William Lindesay y su equipo aparecía por última vez en un atlas del siglo XII, junto a las batallas de Genghis Khan.

  7. Un monumento más antiguo que las pirámides

    Más recientemente, en 2014, un equipo de arqueólogos localizaron en Israel un monumento de piedra, en forma de media luna, cuya construcción se remontaría a hace más de 5.000 años. La construcción está ubicada a unos 13 kilómetros al noroeste del Mar de Galilea, y tiene unas dimensiones considerables, con una longitud de unos 150 metros y un volumen de 14.000 metros cúbicos.

    Los restos de cerámica encontrados en las excavaciones cercanas están fechadas entre los años 3050 y 2650 antes de Cristo, por lo que el monumento podría tener una antigüedad superior a las pirámides de Egipto o a la estructura de Stonehenge.

  8. Desnudos, desnudos y más desnudos

    No podían faltar los descubrimientos subidos de tono. Han sido mayoritarios y numerosos. A lo largo de los diez años de Google Earth ha habido de todo. Desde mujeres tomando el sol en sus terrazas, nudistas o en sus jardines. Precisamente, estos hallazgos han levantado la polémica sobre aspectos relacionados con la privacidad.

  9. Un hombre-caballo

    Pero también ha habido más de una imagen insólita y divertida. En otra ocasión, un usuario descubrió en una calle británica a un hombre con una cabeza de caballo mientras paseaba por la calle.

  10. Un cementerio de aviones

    Otro usuario localizó un impresionante cementerio de aviones en Tucson (Estados Unidos). La imagen, que parece haberse sacado de una película, mostraba la configuración y ubicación de estos vehículos, lo que llamó mucho la atención por su espectacularidad.

  11. Esvásticas y ovnis

    Pero si algo ha levantado todo tipo de teorías han sido algunas imágenes que circulan por internet acerca de algunos supuestos descubrimientos en Google Earth. La mayoría, patrones concéntricos y detalles de grandes dimensiones. Como unos símbolos extraños en el desierto de Nevada (EE.UU.), unos círculos en New Castle (EE.UU.), una esvástica nazi en un edificio, un lago que desde una perspectiva aérea parece el logo de Mickey Mouse un dibujo de un León plasmado sobre el terreno de Dagnall Road (Reino Unido) o una piscina en forma de guitarra en Málaga.