Así funciona el (cambiante) algoritmo de búsqueda de Google

Actualizado:

Un gesto tan sencillo como introducir varias palabras claves lleva en su interior un mecanismo complejo que se produce en menos de un segundo. El (cambiante) algoritmo de búsqueda de Google ha sido siempre un misterio. La compañía ha ido mejorándolo y modificándolo en los últimos años para dar prioridad a sus servicios y a la información más actual.

Pero, ¿cómo funciona realmente? El gigante informático estadounidense ha lanzado una web para dar respuesta al mecanismo del algoritmo. Desde «How Search Works» se muestra los pasos desde que el momento en el que se introduce una consulta hasta encontrar el resultado, pasando por la indexación hasta como se elimina el spam, un procedimiento que se produce de «forma automática», según advierte la compañía.

El motor de búsqueda recoge más de 30 millones de millones de páginas, maneja alrededor de 100 millones de gigabytes, recibe unos 100.000 millones de búsquedas mensuales y «está en constante crecimiento». Recalcular y ordenar este material se produce a través del «crawling», que recorre las diferentes páginas. Los propietarios de los portales pueden decidir si su contenido se rastrea o no.

Google ordena las páginas en función del contenido y otros factores mediante una serie de fórmulas matemáticas que ofrecen «el mejor resultado posible». Esos algoritmos pone manos a la obra al motor de búsqueda para traducir lo que el usuarios pretende encontrar. Así que mediante diversas funcionalidades como la corrección de errores ortográficos, la proporción de alternativas de búsqueda o el autocompletado se acota la búsqueda.

Basado en esos parámetros se devuelve un ranking de resultados usando más de 200.000 variables. «Nuestros algoritmos están cambiando constantemente. Estos cambios empiezan en la mente de nuestros ingenieros. Toman ideas y realizar experimentos, analizan los resultados, ajustan y las ejecutan una y otra vez», explica la compañía.

Motivo de disputa

Precisamente el algoritmo de búsquedas ha sido motivo de disputa. Desde Google denunciaron que el buscador de Microsoft copiaba los resultados que ofrecía su buscador, una historia que comenzó cuando el servicio que corregía los errores tipográficos del internauta en Google ofrecía el mismo resultado sin corregir en Bing.

La compañía está trabajando en una tecnología de compresión para Chrome en Android que reducirá el consumo de datos y cargará más rápido las páginas webs en conexiones lentas. Este precisamente es uno de los puntos fuertes de navegadores de la competencia como Opera.

Al igual que han hecho otros navegadores para dispositivos móviles como Opera y Amazon Silk, entre otros, Google está desarrollando su propia tecnología de compresión para su navegador Chrome de Android. Esto permitirá reducir el consumo de datos y cargar a mayor velocidad las páginas webs en conexiones lentas, algo muy práctico con tarifas de datos muy limitadas.

El desarrollador François Beaufort, ya conocido por filtrar el Chromebook Pixel e informar sobre el nuevo servicio unificado de mensajería de Google, ha descubierto en el código de Chrome para Android que Google está desarrollando una función experimental, chrome://flags, que permitirá reducir el consumo de datos usando servidores de Google y el protocolo SPDY. De esta manera, se encargaría de comprimir la página web que el usuario quiere visitar para mostrar su versión reducida y así ahorrar datos y cargar el contenido deseado más rápido en el caso de que tengamos una mala velocidad de descarga en el dispositivo.