KASPERSKY

Los secuestros de datos también afectan a los «smartphones»: se triplican en 2017

Según datos de la firma de seguridad Kaspersky Lab, el número de archivos infectados detectados llegó a 218.625 durante ese periodo, frente a los 61.832 del trimestre anterior

MADRIDActualizado:

Los secuestros de datos o ataques de «ransomware» no dejan títere con cabeza. Aunque este tipo de ciberataques suelen concentrarse en los ordenadores convencionales, los teléfonos móviles inteligentes no están exentos de sufrirlos. Una técnica habitual entre los ciberdelincuentes que ha empezado a poner el foco en otro objetivo, los «smartphones». Y va a más. Durante el primer trimestre del año ya han multiplicado por tres en los dispositivos móviles.

Según los datos del último informe de «malware» -código malicioso- de la firma de seguridad Kaspersky Lab, la pesadilla del «ransomware» no muestra signos de desaceleración. Al contrario. En los primeros meses del año se ha registrado un aumento de este tipo de ataques que cifran los dispositivos a cambio de un rescate, generalmente en la moneda digital bitoin. La estrategia, además, ha empezado a poner el foco en los teléfonos móviles dada su alta concentración y extensión en la sociedad.

En concreto, el número de archivos de «ransomware» móviles detectados llegó a 218.625 durante ese periodo, frente a los 61.832 del trimestre anterior, siendo la familia Congur la que ha supuesto más del 86%. Además, siguió creciendo con 11 nuevas familias que cifran los datos y con 55.679 nuevas variedades de virus en este periodo. Cabe recordar que Congur es, principalmente, un bloqueador que obliga a configurar o restablecer el PIN del dispositivo (código de acceso) para que los ciberdelincuentes accedan a los derechos de administrador y algunas variantes del «malware» instalen su módulo, logrando con ello tomar el control remoto del equipo.

«El ransomware dirigido a dispositivos móviles se disparó, con nuevas familias y las modificaciones siguen proliferando. Los usuarios deben tener en cuenta que los atacantes pueden - y lo harán cada vez más - bloquear el acceso a sus datos no sólo en un PC sino también en su dispositivo móvil», señala en un comunicado Roman Unuchek, analista de Kaspersky Lab.

A pesar de la popularidad de Congur, los expertos en seguridad aseguran que Trojan-Ransom.AndroidOS.Fusob.h sigue siendo el secuestro digital más utilizado. Representa casi el 45% de todos los usuarios atacados por esta amenaza durante el periodo. Una vez ejecutado, este virus «troyano» solicita privilegios de administrador, recopila información sobre el dispositivo, incluyendo las coordenadas GPS y el historial de llamadas, y carga los datos en un servidor. Entonces, los ciberdelincuentes tienen vía libre para intentar bloquear el dispositivo.

El informe pone de manifiesto que Estados Unidos ha sido el país más afectado por el «ransomware» móvil. Los ataques a ordenadores tampoco se han librado. Durante este periodo, se duplicó el «ransomware» en el sistema operativo Windows. Otro estudio, en esta ocasión de la firma ESET, también constata que Android no se escapa de este tipo de ataques. El número de detecciones de «ransomware» para este sistema operativo móvil, el de mayor penetración del mundo, ha crecido año tras año en tasas interanuales de más del 50%, con el pico más elevado en la primera mitad de 2016.