Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, y Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo - EFE
Facebook

Las preguntas que dejó sin respuesta Zuckerberg en Europa

El creador de Facebook sale airoso del Parlamento Europeo en donde acudió a disculparse acerca del escándalo de la filtración masiva de datos personales, pero no contribuyó a tranquilizar las dudas sobre la actuación de la empresa

MADRIDActualizado:

Mark Zuckerberg estuvo, y solo para cumplir de cara al graderío, menos de cinco horas en Europa. En Bruselas, tan solo dos horas. En su comparecencia en el Parlamento Europeo, el fundador de Facebook recibió varios golpes de los eurodiputados, pero se salvó por al final por el toque la campana. El siguiente round lo librará, por extraño que parezca, en la intimidad de su despacho: se comprometió a responder a las preguntas que quedaron en el tintero pero por escrito.

La batería de preguntas fueron más intensas y duras que en EE.UU., pero el formato perjudicó al resultado final. El resultado es que ha dejado un sentimiento agridulce porque tampoco dejó frases para la posterioridad. Salió airoso y la disputa fue más un paripé que otra cosa. La verdadera chicha se quedó sin llegar al fuego y, en realidad, representan algunas de las principales dudas sobre el escándalo de Cambridge Analytica y otras cuestiones relativas a la territorialidad de la compañía.

Pocas novedades de la filtración de datos

Por lo pronto, el creador de Facebook dejó para otro momento si la filtración masiva de datos de Cambridge Analytica se ha solucionado al completo. Lo único que ha trascendido de manera oficial en este tiempo es que tuvo un impacto de 87 millones de cuenta, un alcance estimado en 136.985 personas en España. ¿Por qué no dio detalles concretos? No aclaró prácticamente nada. Lo único que avanzó es en que los servicios digitales necesitan una regulación, pero que esta no debe ser tan restrictiva dado que puede perjudicar a la innovación.

¿Ha sido un caso aislado?

Tampoco evidenció que este escándalo fuera excepcional. Y eso que recientemente la red social tuvo que suspender su relación con otra consultora similar a la controvertida Cambridge Analytica. Zuckerberg se limitó a asegurar, por enésima vez, que la empresa ha eliminado el acceso a más de doscientas aplicaciones que recopilaban datos de los usuarios, así como el 99% de los mensajes terroristas que, en su opinión, desaparecen casi inmediatamente de Facebook.

¿Por qué no se comunicó?

Una de las dudas que más ha chirriado desde que saltara el escándalo ha sido las posibles razones por las que Facebook pasó todo por alto y ni siquiera comunicó a sus usuarios haber sido víctimas de un acceso ilegítimo a sus datos personales. Lo ocultó. Entre 2014 y 2015 la cuestionada consultora amasó una base de datos de perfiles detallados de usuarios que, con el tiempo, se empleó supuestamente para fines electorales durante el gabinete de Donald Trump, actual presidente electo de los Estados Unidos. «Fue un caso cerrado», se limitó a responder Zuckerberg durante su comparecencia.

¿Se adaptará al reglamento «en espíritu»?

Otra de las dudas al respecto es la adaptación de Facebook al nuevo marco legal constituido por el Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD), que será de obligado cumplimiento a partir de este mismo viernes. La norma establece sanciones del 4% a un máximo de 20 millones de la facturación anual a las empresas que cometan una infracción grave.

Pero, según los primeros detalles que han trascendido, la compañía norteamericana tiene previsto aplicar las exigencias europeas, más restrictivas que en su país de origen, solo en «espíritu». Para ello, la multinacional sacará del territorio europeo entre 1.500 y 1.900 millones de perfiles de usuarios registrados en Europa. ¿Cómo? Haciendo una mudanza de los servidores alojados en Irlanda hacia EE.UU., que albergan la mayoría de perfiles registrados en nuestro continente. Así que solo unas 370 millones de cuentas se ajustarán al RGPD. Pero Zuckerberg tampoco aclaró esto: no desmintió que en los últimos tiempos haya estado trasladando los datos de los usuarios europeos a sedes que no están afectadas por la jurisdicción comunitaria.

¿Transfiere datos con WhatsApp?

Europa ha mostrado con recelo las políticas de Facebook con sus diferentes servicios digitales. En especial, WhatsApp, la principal aplicación de mensajería instantánea a la que se mira con lupa si ambos servicios cruzan datos después de la multimillonaria adquisición en 2014. Esta es una de las cuestiones que deberá resolver por escrito. «Me comprometo a contestar», dijo en su despedida. Algo inadmisible pero que se entiende por el formato de entrevista con Zuckerberg, limitado en el tiempo y confundido por la constante interrupción de eurodiputados a la hora de formular las preguntas. algo que entronca en as dudas acerca de sus posibles prácticas monopolísticas, de las que tampoco quiso tratar. ¿Cooperará con Europa en estas investigaciones?

¿Va a interferir en las elecciones europeas?

Uno de los tres frentes abiertos que tiene Facebook se enmarca dentro de las investigaciones acerca de la posible injerencia extranjera en las pasadas elecciones estadounidenses. Pero fuera de aquellas fronteras, el Viejo Continente también tiene previsto celebrar numerosos comicios en los próximos meses. ¿Cuáles son las garantías que la red social no afectará en estos procesos? Zuckerberg, en ese sentido, se imitó a decir: ««Una de nuestras prioridades como empresa es que nadie interfiera en procesos políticos como las Elecciones Presidenciales de EE.UU. en 2016. Si nosotros conseguimos que la publicidad sea transparente, se sabrá de quién es la responsabilidad. Y si alguien abre una cuenta frase, sabremos quién es. La transparencia es fundamental y desarrollaremos herramientas que se implantarán mundialmente este verano»