Tecnología - Redes

Día mundial de las contraseñas: lo que tienes que saber y poner en práctica ya

El usuario sigue sin concienciarse de la necesidad de tener una clave robusta en su vida digital para proteger su información personal y confidencial

Día mundial de las contraseñas: lo que tienes que saber y poner en práctica ya

Este jueves 4 de mayo se celebra el Día mundial de la contraseña. Y algo falla cuando, en la actualidad, la clave más usada en 2016, por segundo año consecutivo, fue «123456». Está claro que el usuario sigue sin concienciarse de la necesidad de tener una contraseña segura en su vida digital. Si a ello le sumamos la reutilización de la misma combinación en varios sitios, los errores que cometemos para proteger nuestra información personal y confidencial hablan por sí solos.

«Las contraseñas son uno de los pilares de la ciberseguridad ya que son la forma que disponemos para que el dispositivo o servicio con el que interactuamos sepa quiénes somos», explica Alberto R. Rodas, Sales Engineer para España y Portugal de Sophos.

Por todo ello, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) ofrece una serie de consejos prácticos para gestionar las contraseñas de forma segura y responsable y proteger así la privacidad y la integridad de los datos sensibles:

1. Usa claves robustas: combina mayúsculas, minúsculas, números, o caracteres especiales en al menos ocho caracteres. Además, para recordarlas con mayor facilidad, puedes hacer uso de reglas nemotécnicas.

2. No uses las mismas contraseñas para acceder a Facebook, Instagram o hacer compras a través de Amazon. Si la de uno se ve comprometida, lo estarán el resto.

3. Tampoco conviene poner claves «personales», es decir, nuestra fecha de nacimiento o cualquier dato significativo. Aunque son prácticas, lo mejor es evitarlas si queremos que no sean descubiertas con facilidad.

4. Son secretas. Las contraseñas no se pueden compartir con nadie. Si lo haces, dejará de ser secreta y esa es su principal característica.

5. Tampoco la dejes apuntada a la vista de cualquiera. No se lo pongas tan fácil a los fisgones y ciberdelincuentes.

6. Con las preguntas de seguridad, sé precavido. Si utilizas este mecanismo para la recuperación de contraseñas, asegúrate que solo tú conoces las respuestas.

7. Cámbialas periódicamente.

8. Utiliza gestores de contraseñas. Si te cuesta memorizar las contraseñas o utilizas muchos servicios, apóyate en este tipo de programas. Son muy útiles y sencillos de manejar.

9. No abuses de contraseñas almacenadas en el navegador. Si compartes el dispositivo con otras personas, no es una práctica segura.

Además, Alberto R. Rodas recuerda que hay que extremar la atención contra ataques de «phishing» que se producen todos los días, ya que es una de las prácticas más habituales con las que los ciberdelincuentes consiguen las credenciales de los usuarios. Para evitarlo, el experto de Sophos recuerda:

- No abrir correos de usuarios desconocidos o que no hayas solicitado. Elimínalos directamente.

- No contestes jamás a estos correos.

- Precaución al seguir enlaces y descargar ficheros de los emails, aunque sean de contactos conocidos.

- Si no hay certificado, o si no es del sitio al que entramos, no facilitaremos ningún tipo de información personal: nombre de usuario, contraseña, datos bancarios.

comentarios