Manuel Bartual Manuel Bartual y el poder de los hilos de Twitter

La misteriosa historia creada por el dibujante valenciano demuestra el interés del relato en tiempo real y potencia las nuevas narrativas en redes sociales, una realidad que la red del pajarito azul sigue sin hacer suya

Imagen de perfil de Manuel Bartual en la red social
Imagen de perfil de Manuel Bartual en la red social - TWITTER

«Ando de vacaciones desde hace un par de días, en un hotel cerca de la playa. Iba todo bien hasta que han comenzado a suceder cosas raras». Solo un mensaje inauguró el relato de Manuel Bartual, dibujante y guionista valenciano, que ha estado más de tres días publicando diversos mensajes que, en conjunto, representa una historia completa. Twitter ha sido el escenario se esta nueva forma de comunicar y narrar hechos en tiempo real.

El hilo o cadena de conversaciones dentro de esta plataforma ha permitido agrupar, desde el cambio introducido en 2015, mensajes que cobran una entidad propia. Poco a poco ha ido cobrando mayor relevancia y son muchos los usuarios que sacan la artillería de la ficción y la información para ir contando una historia con estructura clásica pero distribuida a través depequeñas píldoras de menos de 140 caracteres, el espacio concedido por la red social americana para la construcción y publicación de los mensajes.

La red de microblog, atascada en su escaso crecimiento de usuarios, ha visto cómo fórmulas narrativas y elementos conversacionales introducidas por su comunidad ha reforzado su esencia. Twitter, en sus diez años de vida, ha cambiado mucho, aunque su visión de compartir información sigue intacto. Solo un ejemplo basta; lo que ahora damos por sentado como un elemento natural dentro de la redes sociales como es la almohadilla o etiqueta -que sirve para agrupar contenido relacionado- no se introdujo en la red social hasta su popularización entre sus aficionados.

Tampoco el «retuit» estuvo en sus inicios; su éxito como elemento para compartir mensajes de los demás fue tan grande que Twitter tuvo se incluirlo por defecto entre sus funciones. En un principio era necesario introducirlo a mano con las letras RT. Con el crecimiento de los hilos por parte de los usuarios, y dadas sus dificultades a veces para presentarlo de una manera más atractiva y cómoda de leer, cabe preguntarse si la firma americana tiene algún plan para mejorar su visualización y, de paso, sacarle rentabilidad.

La red es un buen lugar para informarse de acontecimientos en tiempo real (aunque le pase factura la inmediatez y la propagación de bulos), empieza a ser una ventana a la retransmisión de eventos audiovisuales (un negocio aún por mejorar) y, ahora, muestra su capacidad de enganchar al usuario en historias particionadas. Sin ir más lejos, en solo dos días Manuel Bartual ha ganado más de 50.000 seguidores nuevos, lo que explica que si una trama se presenta de una forma diferente puede lograr ser adictiva.

Directores de cine como Nacho Vigalondo, empresas como Netflix, cómicos como Berto Romero o periodistas de la talla de Ana Pastor han aplaudido el trabajo de Bartual a la hora de transmitir una historia con mucha dosis de ficción pero que se ha seguido con mucho interés entre los usuarios de la plataforma. Si bien es cierto que Bartual no puede ser calificado de pionero en los llamados hilos de Twitter, su ejemplo refleja un fenómeno creciente que empuja a muchos usuarios a distribuir contenido por pesemos capítulos. Y hay auténticos profesionales. En los últimos años se han narrado en Twitter desde el Desembarco de Normandía o el 23-F.

comentarios