Tecnología - Redes

Lovely Pepa, Barack Obama o Cristiano Ronaldo: así son los «influencers»

Según una reciente encuesta, el 85% declaró que sigue a este tipo de personas a través de las redes sociales, especialmente las mujeres. ¿Por qué?

Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo - EFE/JuanJo Martín

«Influencers» o «influenciadores». Puede que en primer término desconozcas totalmente qué o quienes son pero seguro que conoces a más de uno. Por ejemplo, ¿sabes quién es Lovely Pepa? ¿Barack Obama? ¿Mangel? o ¿Cristiano Ronaldo? Todo ellos, de una manera u otra, influyen en la sociedad.

Los «influencers» son capaces de influir, como su propio nombre indica, en las personas. Sin embargo, con la generalización del uso de las redes sociales, los «influenciadores» online han disparado su capacidad de acción. Según Núria Mañé, consultora de comunicación, «los influenciadores digitales son aquellos usuarios capaces de difundir mensajes a través de sus seguidores/amigos de manera efectiva con el objetivo de generar un WOM positivo». En el mundo del marketing, Word of Mouth Marketing (WOMM) es una tendencia clave, que consiste en cómo las marcas se preocupan por sus clientes, con los que intentan mantener un diálogo y una buena relación. Y eso lo hacen a través de los «influencers».

Así, Lovely Pepa, bloguera de moda, es la encargada de acercar al usuario ciertas marcas de ropa o calzado; Barack Obama es el responsable de mantener una buena imagen de su partido; Mangel Rogel, a través de su canal de Youtube, es vital para ciertas marcas de videojuegos; y Cristiano Ronaldo hace lo propio con ciertas firmas deportivas.

¿Recuerdas también el famoso «selfie» de los Oscar del año 2014? La presentadora del evento, Ellen DeGeneres, se hizo una autofoto con Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Julia Roberts, Brad Pitt, Kevin Spacey o Brad Pitt. Fue el «superselfie» más retuiteado de la historia. Y a Samsung le salió muy bien la campaña, porque la popular comediante lo hizo con el Galaxy Note 3.

Todos ellos, como recuerda Núria Mañé «generan un aumento de menciones en redes sociales, fomentando el tráfico a los distintos perfiles de las marcas en los medios sociales y microsites». Sino, que le pregunten al jugador del Real Madrid, cuyas botas de fútbol son las más aclamadas por sus ídolos.

Tal y como ha comprobado el reciente «Estudio Anual de Redes Sociales 2016», elaborado por la asociación de publicidad, marketing y comunicación digital en España IAB Spain, el 85% de los encuestados declaró que sigue a «influencers» a través de las redes sociales, especialmente las mujeres. Además, el informe señala que los temas de mayor interés son la actualidad, política y sociedad y moda, mientras que las redes sociales favoritas para estar al día de estas personalidades son Facebook (63%), Twitter (34%), YouTube (20%) e Instagram (17%).

Sin embargo, conviene recordar que los «influencers» no son solamente online. Si bien es verdad que en su mayoría son blogueros que se dirigen a un nicho de mercado concreto, también hay «influenciadores» offline. Según explica Núria Mañé, pueden ser periodistas, celebridades o grandes popularidades que si dirigen a la masa, no a un sector concreto.

Al final, las empresas saben que su presencia en la red es fundamental. Ya sea una marca de ropa o de comida, un partido político, una firma de cosmética, casas de seguros o bancos... Todas tienen una estrategia y un mismo objetivo: aumentar las ventas. Y, para ello, necesitan a los «influencers», quienes protagonizan sus anuncios, publican en sus redes sociales que utilizan un determinado maquillaje o calzado deportivo, viajan con la marca y acuden a los eventos que organizan... Las actividades son infinitas.

A la hora de seleccionar a los «influenciadores», las empresas llevan a cabo sus propia selección en función de sus objetivos. Por ejemplo, si la marca quiere dar a conocer un producto de dietética, no va a seleccionar a alguien cuyo aspecto físico no sea saludable. Pero también, tiene que saber muy bien a quién escoger en función del público al que se quiera dirigir, entre otros factores. Para ello, disponen de herramientas como Klout.

Esto pasa también con los partidos políticos que, en cierta manera, eligen a quienes ponen ante ciertas ruedas de prensa o quién se sus miembros acuden a determinadas entrevistas. La imagen de la marca hay que cuidarla.

comentarios