ARCHIVO

YouTubeGoogle cede a la presión y combatirá los anuncios inapropiados en YouTube

«Sabemos que los anunciantes no quieren que sus anuncios se asocien con contenido que no respetan sus valores», señala Philipp Schindler, director comercial de Google, en respuesta a la controversia generada en Reino Unido

Para ello, la multinacional americana trabajará en tres áreas para ser más transparente, agilizar los procesos de consulta de los sitios en donde se aloja la publicidad y se añadirán nuevos filtros

MADRIDActualizado:

La batalla contra el odio se acelera. Alphabet (Google) ha anunciado este martes una modificación de los controles para contratar publicidad para evitar contenido inapropiado o extremista. Esta medida llega en respuesta a las críticas vertidas por marcas comerciales británicas y organizaciones gubernamentales en relación a la difusión de mensajes cargados de odio en la publicidad alojada en YouTube, la principal plataforma de videos del mundo.

Para ello, el gigante de internet ha presentado una serie de medidas para fortalecer así el control en la gestión de los anuncios que se han asociado con un contenido polémico en esta plataforma a la que se suben más de 400 horas de video por minuto. «Sabemos que los anunciantes no quieren que sus anuncios se asocien con contenido que no respetan sus valores», señala Philipp Schindler, director comercial de Google en un comunicado.

La multinacional americana, en ese sentido, ha adelantado que tomará una «postura más dura» con la difusión de contenido considerado como «ofensivo o insultante». La promesa es una «revisión exhaustiva» de las herramientas publicitarias en tres áreas distintas: las políticas publicitarias, su aplicación y la publicación de nuevos controles para los anunciantes.

Tres medidas para atraer a las marcas

En primer lugar, la compañía se compromete a eliminar los anuncios que generan controversia, atacan a las personas en función de su raza, religión o género «de manera más efectiva». El equipo de YouTube, para ello, está examinando detenidamente sus directrices existentes para determinar el contenido contenido que se permite alojar en la plataforma.

La segunda medida para combatir el odio viene de un aumento de los niveles de seguridad y los controles. Hasta ahora, cada empresa que desea contratar publicidad dispone de una serie de atributos en donde se informa de dónde y cuándo quieren que los anuncios aparezcan. Pero, en aras de evitar el contenido inapropiado, en los próximos meses se introducirán «nuevas herramientas» para que los anunciantes «puedan administrar con mayor facilidad y concisión» dónde aparece la publicidad, una medida que afectará tanto a YouTube como en la web. Y esto pasará por nuevos controles para que las marcas pueden «excluir contenido de mayor riesgo y afinar dónde quieren que aparezcan sus anuncios».

Otra de las promesa de la compañía se centra en aumentar los recursos, acelerar las revisiones posteriores y mejorar así la transparencia. Para ello, Google ofrecerá a los anunciantes la posibilidad de consultar los lugares donde se publican sus anuncios gracias a una serie de métricas e informes más amplios. Además, se desarrollarán nuevos sistemas basados en Inteligencia Artificial para aumentar la capacidad de «revisar el contenido cuestionable» en la publicidad en menos tiempo.

«Tenemos la responsabilidad de proteger este mundo creativo incluso cuando no estamos de acuerdo»

«Tenemos la responsabilidad de proteger este mundo vibrante y creativo desde creadores emergentes hasta editores, incluso cuando no siempre estamos de acuerdo con las opiniones expresadas», apunta Schindler, al tiempo que considera que la compañía norteamericana también tiene una «responsabilidad» con los anunciantes.

«Tenemos políticas muy estrictas que definen dónde deben aparecer los anuncios de Google y, en la gran mayoría de los casos, nuestras políticas y herramientas funcionan según lo previsto, pero a veces no lo hacemos bien», reconoce. «Recientemente, tuvimos varios casos en los que los anuncios de las marcas aparecieron en contenido que no estaba alineado con sus valores. Por esta razón, nos disculpamos profundamente. Sabemos que esto es inaceptable para los anunciantes y agencias que confían en nosotros», añade.