Francisco Sancho, de Intel Security España: «Los fabricantes tenemos que simplificar el mensaje»

El responsable subraya la necesidad de concienciar al usuario sobre la necesidad de proteger sus dispositivos móviles y de acompañarle durante su navegación en la Red, alertándole de los peligros con mensajes positivos y sencillos

Actualizado:

En el Mobile World Congress de Barcelona 2017 se centró en los coches conectados, el futuro de las casas inteligentes y, por supuesto, en los nuevos teléfonos. Y, entre tanta tendencia, Intel Security mostró los resultados de sus últimas soluciones de seguridad porque la realidad es que el 38% de nuestro tiempo en casa lo pasamos conectados a estos aparatos.

Pese a este estilo de vida cada vez más conectado, casi la mitad (46 %) de los españoles no sabe cómo comprobar si sus dispositivos están protegidos correctamente, y la mitad de los usuarios encuestados no están seguros de cómo comprobar si sus dispositivos han sido hackeados. En este sentido, los consumidores, además de comprender los riesgos asociados a los portátiles y tabletas, también necesitan conocer los riesgos asociados a dispositivos como las Smart TV, coches conectados. Por esta razón, hablamos con Francisco Sancho, Product Partner Manager Consumer and Mobile de Intel Security España.

¿Cuál es, en su opinión, la radiografía actual de la ciberseguridad con respecto al consumo? Tanto desde el punto de vista de los usuarios como de las empresas

La parte buena es que, entre los usuarios, hay una concienciación de seguridad en el mundo del PC. Sin embargo, no la hay aún con respecto al mundo «mobile». Seguimos viendo carencias entre los usuarios, quienes tienen un dispositivo móvil desprotegido. Esto se traduce en que está expuesto al «malware». Hay que ser conscientes de que nuestro «smartphone» ha sustituido al PC. Con nuestro móvil hacemos compras, vemos las redes sociales, hacemos clic... Y si bien es cierto que algunos hábitos los tenemos asumidos, sigue habiendo cierta reticencia a proteger los dispositivos móviles. Por ejemplo, damos de forma frívola nuestros datos personales.

¿Por qué cuesta tanto que el usuario se conciencie?

Hace ya varios años que en Intel pasamos a un modelo de pago de seguridad anual para proteger cualquier tipo de dispositivo. Con esa suscripción anual también puedes proteger tu móvil, además de tu ordenador, por ejemplo. Hasta hace tres años, la adopción de los usuarios de medidas de seguridad con respecto al móvil era muy baja así que nosotros decidimos cambiar la forma en la que dábamos el mensaje.

¿Qué hicisteis?

Hay que recordar que el «smartphone» es una herramienta con la que manejamos datos sensibles. Por tanto, hay que protegerse. Así, desde Intel ofrecemos soluciones de seguridad para el PC ¿no? Pues en el momento en el que el usuario se instala esa solución en su ordenador, nosotros le decimos que haga «clic aquí» para que también pueda proteger su dispositivo móvil. El resultado está siendo bueno. No hay que olvidar que España es uno de los países con mayor penetración de «smartphones».

Por tanto, se trata de ponérselo fácil. Al usuario hay que guiarle por la Red como si fuera un niño ¿no?

Efectivamente. Con nuestras soluciones de seguridad puede proteger su PC, Móvil y, por ejemplo, su «smartwatch». Por parte de los fabricantes tenemos que simplificar el mensaje. Hasta ahora, hemos sido muy técnicos y no se nos entendía. Hay que dar mensajes claro porque solo el 10% de los consumidores sabe qué es un «firewall».

Por tanto, ¿seguiréis trabajando en esta misma línea?

El diseño de los productos que vamos a lanzar en breve siguen esa línea. Por ejemplo, tenemos McAfee LiveSafe, una nueva herramienta para proteger al usuario durante la compra online. Tenemos una tecnología que se instala en el dispositivo y comprueba la reputación de la página web en la que quieres comprar: te indica si es verde, amarillo o rojo. Muy fácil. También hemos añadido el reconocimiento de contraseñas: tenemos un módulo que crea claves complejas. El usuario solo tiene que meter la autenticación de la cara y listo.

Si no informas de manera fácil y directa al consumidor de que tiene a su disposición este tipo de opciones, con un mensaje muy positivo, no conseguiremos nada. Se trata de decirle: «Voy contigo por internet y te recomiendo esto».

Una vez más, la biometría se alza como una gran solución de seguridad

Es un buen factor porque, aunque lo es, quizás para el usuario es solo una mayor facilidad. Con la biometría mejoramos la experiencia del usuario. Yo creo que es algo determinante. Llevamos 20 años hablando de las contraseñas.

Pero si el usuario no sabe que tiene que proteger su «smartphone», ¿qué va a pasar cuando llegue realmente el IoT?

En el MWC tratamos este tema. En Internet de las Cosas (IoT) lo vemos como una fuente más de generación de problemas de seguridad. Y viendo que son múltiples fabricantes, múltiples dispositivos, etc. no nos vale un solo software como medida de seguridad. Los juguetes conectados, que mandan imágenes de nuestros hijos a servidores que no sabemos dónde están y para qué, son problemas que afectan a la seguridad y privacidad.

Ante este panorama, Intel, junto a fabricantes de routers, lo que vamos a hacer es aplicar la protección en el mismo router porque en el dispositivo no podemos hacer nada con McAfee Secure Home Platform. Así, si un juguete inteligente intenta mandar información de un menor, nosotros bloqueamos el router y avisamos a los padres con un sms de dicha acción. Y así, ayudamos al usuario a entender qué pasa: «Hemos llevado a cabo este bloqueo por x razón y nos gustaría ofrecerte estas recomendaciones». Un mensaje claro, sencillo y sobre todo positivo.