FacebookFacebook camina hacia ser una ciudad zombie

Los expertos predicen que en caso de mantener la misma proyección como hasta ahora, la red social más extendida tendrá en el año 2098 más usuarios fallecidos que vivos

Facebook tiene más de 1.590 millones de usuarios en todo el mundo - ARCHIVO

El debate es transversal (y antiguo) al empuje de las redes sociales. ¿Qué pasa con un perfil de un usuario de una de estas populares plataformas cuando ha fallecido? Esa limpieza de perfiles, a las que las propias compañías se resisten para no perder su cuota, atestigua, una vez más, los flecos a resolver.

Si Facebook aspira a convertirse en una especie de código de identificación globalizado (¿se imaginan que todos los ciudadanos del mundo dispongan de cuenta propia?) la introducción de un mecanismo para eliminar las cuentas inactivas a consecuencia del fallecimiento de su propietario es un reto a plantear.

Teniendo en cuenta el cariz que ha tomado esta red social con 1.590 millones de usuarios, es momento de mirar hacia el futuro. Vivimos en la era de la digitalización absoluta y en medio de las comunicaciones virtuales. ¿Seguirá existiendo Facebook en unos años? Si aún estuviera en funcionamiento para el año 2098 (algunos lo desearían, pero ¿otros?) se estima que habrá más usuarios fallecidos que vivos. Será una especie de ciudad zombie, en la que los muertos levantarán la bandera de la mayoría. El cementerio más grande del planeta.

Son datos elaborados por el investigador Hachem Sadikki, candidato a doctor en estadística de la Universidad de Massachusetts, que ha creado un modelo matemático capaz de cruzar las altas de nuevos usuarios con las bajas en la plataforma. Una de las premisas establecidas para la elaboración del informe parte de la incapacidad de Facebook de eliminar o bloquear los perfiles de usuarios fallecidos de forma automática, algo por cierto difícilmente comprobable. Para este año, los investigadores presuponen que casi un millón de usuarios morirá, lo que representa un notable aumento al compararse con los 350.000 registrados hace tan solo seis años, 580.000 en 2012.

En cierta manera, los gigantes de la tecnología han pensado en ello. Facebook, por ejemplo, creó un lugar para recordar y rendir tributo a aquellas personas que ya no se encuentran entre los vivos. No es la única que lo puso en marcha. Muchas redes sociales han introducido un protocolo en casos en los que un familiar desea cerrar la cuenta de una persona. En la mayoría de los casos, se debe entregar vía email documentos legales que garanticen la filiación entre las personas.

Este problema es mayor teniendo en cuenta que la mayoría de internautas no suele compartir sus credenciales y contraseñas, lo que se da una paradoja: contactos felicitan el cumpleaños de una persona fallecida, muchos de ellos, desconociendo incluso el desenlace. Sí, entre nuestros contactos, muchos de ellos, son meros conocidos por más que le pese a alguno, que no tienen por qué saber de nuestra vida real. El resultado el obvio: el perfil se mantendrá.

La red social creada por Mark Zuckerberg fue a más con la implementación de nuevas opciones para gestionar las cuentas de fallecidos.Legacy Contact (Contacto de legado) se concibió para la designación de un albacea que pueda administrar algunos aspectos de un perfil, una vez que la persona muera. También Google también activó una opción que elimina el contenido de las cuentas después de cierto tiempo de inactividad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios