Mark Zuckerberg, fundador de Facebook
Mark Zuckerberg, fundador de Facebook - FACEBOOK

FACEBOOKFacebook cumple 12 años bajo las dudas éticas

El 4 de febrero de 2004 nació la que hoy es la mayor red social del mundo, con más de 1.590 millones de usuarios y cuyo volumen de negocio no deja de crecer. Sin embargo, algunos expertos plantean problemas de moralidad sobre el futuro de esta red

MADRIDActualizado:

Facebook está de cumpleaños. La red social celebra este jueves día 4 de febrero doce años. Para celebrarlo, Mark Zuckerberg anunció hace varios días que su intención es hacer que esta fecha pase a la historia como el Día de los Amigos y por esta razón ha animado aos usuarios a utilizar la etiqueta #friendsday a lo largo de la jornada.

Hace ya doce años que Zuckerberg escribió el primer código para Facebook con el objetivo de ayudar a los estudiantes de su universidad a interconectarse. Jamás pensó que su creación se convertiría en la mayor red social del mundo, con más de 1.590 millones de personas.

A esta escandalosa cifra toca sumar otra: la económica. Facebook ganó 3.690 millones de dólares en 2015 y más de mil en el último trimestre, cifra récord de la compañía. En el conjunto de 2015, los ingresos fueron de 17.930 millones de dólares, un 44% superiores a a 2014.

WhatsApp e Instagram triunfan

Está claro que Zuckerberg tiene motivos para sonreir. No hay que olvidar que, recientemente, sus otros dos productos, Instagram y WhatsApp van viento en popa: mientras que el primero tiene ya más de 400 millones de usuarios, la aplicación líder de mensajería instantánea ya ha superado los mil millones de usuarios, el objetivo que se marcó el fundador de Facebook en 2014 cuando la compró.

Sin embargo, ¿es oro todo lo que reluce? Para la Universidad Abierta de Cataluña (UOC) no. Con motivo de su doce cumpleaños, los expertos han analizado el pasado de Facebook, su presente y futuro, con las «dudas éticas» que asolan la red.

La UOC analiza Internet.org, el proyecto de Zuckerberg con el que quiere ampliar el acceso libre a la Red en el mundo, incrementar su uso y dar a conocer el valor de internet como herramienta de trabajo. Se calcula que permitiría el acceso a internet a cerca de cinco mil millones de personas. El proyecto, sin embargo, limitará el acceso a unas páginas determinadas y lo permitirá a otras, como Facebook.

«No se puede considerar ni siquiera internet, ya que estamos ante un producto», asegura William F. Araújo, investigador del Instituto de Investigación IN3 (Internet Interdisciplinary Institute) de la UOC. «Se toma el nombre de una red libre para ofrecer un servicio de una red privada, con acceso limitado a unas páginas determinadas», asegura el experto, para quien Internet.org no es más que «una cuestión de negocio y de dominación de mercado».

Ismael Peña, profesor de los Estudios de Derecho y Ciencia Política, defiende que el proyecto del funador de Facebook «a pesar de ser un internet sesgado, permitirá acceder a telecomunicaciones y cantidades ingentes de contenidos que ahora apenas son un sueño para dos tercios de la población mundial». El experto en sociedad de la información alerta de que «no se debe caer en un paternalismo excesivo y dar voz a aquellos que no tienen acceso a la red».

Conectar el mundo: dudas éticas

La UOC analiza la obsesión de Zuckerberg: conectar el mundo. La organización Save the Internet y algunas empresas de la India acusan el proyecto de Zuckerberg de no defender la «neutralidad en la red».

Para Araújo, «lo que propone Internet.org es una red manipulada por Facebook, en la que el acceso está siempre condicionado a los intereses de la empresa». Se trata de «un modo de utilizar a los que no tienen internet para ofrecerles un servicio que plantea una competencia desleal, un monopolio que reduce la capacidad de búsqueda a una menos amplia y libre». Para el experto, «Internet.org rompe el principio de neutralidad».

Otro punto de vista ofrece Peña, para quien Internet.org es una oportunidad que hay que aceptar: «Internet.org brinda a gran parte de la población la oportunidad de tener sus necesidades más elementales cubiertas gracias a una conexión sesgada y censurada»; por ejemplo, «permitiría la prevención, el diagnóstico o el tratamiento de enfermedades a distancia, el acceso a contenidos educativos, el establecimiento de canales de información profesional y de comercio electrónico, el refuerzo de los lazos afectivos, etc.».

Al final, se trata de un nuevo negocio de Facebook, recuerda Araújo porque «cuando las empresas hacen 'el bien' es porque les resulta beneficioso». Como ya hemos repetido en otras ocasiones, el usuario es el producto cuando algo es gratis. Lo que está claro es que Mark Zuckerberg es todo un visionario. Con nuevos planes a medio y largo plazo, aún espera llevar más allá a su red social y demás negocios que cobija.

Una red social actualizada

Facebook, «ha sabido adaptarse, actualizarse y tener suficiente flexibilidad para ajustarse a las nuevas tendencias, a las nuevas necesidades y los nuevos hábitos comunicativos», afirma Silvia Martínez, profesora de comunicación de la UOC, justo en el momento en el que la sociedad ha llegado a un punto de madurez en cuanto al consumo de redes.

La experta en redes sociales explica que «no solo se da un uso en la interrelación entre los usuarios, sino que se han convertido en un espacio de relación con las marcas y las entidades y en un espacio de seguimiento de la actualidad informativa». Añade que «en ellas se llevan a cabo fuertes acciones de marketing y se realizan inversiones muy importantes en campañas publicitarias por el alto retorno de información de las acciones llevadas a cabo y las posibilidades de segmentación». De hecho, el objetivo de la red social es crear una nueva forma de conectar personas y negocios. Ahora, toca ver por dónde continuará.