Coowry: cómo usar tu saldo del móvil como moneda de cambio

La «startup» madrileña de micropagos capta un millón de euros de financiación para intentar consolidarse en el mercado asiático y extender su propuesta en España

MADRIDActualizado:

Pese a su avance e interés por parte de las entidades bancarias, los pagos móviles aún no han logrado captar una masa de usuarios fuerte como para pensar que ya es la principal alternativa. Pero existe un flujo de dinero importante en materia de microtransacciones que hace inviable, en muchas ocasiones, realizar pequeños pagos, un problema que no se ha sabido solucionar hasta la fecha con relativa solvencia.

La «startup» madrileña Coowry ha ideado un sistema de micropagos que evita los intermediarios gracias al empleo del saldo del móvil como moneda de cambio. La firma ha captado un millón de euros en una ronda de financiación con la ayuda de Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT Digital) liderada por Swanlaab Venture Factory, inversor de capital riesgo hispano-israelí, y de Breega Capital, fondo francés de capital riesgo. El dinero se destinará a consolidar su posición en el sureste asiático, en donde ya han operado más de 170.000 microtransacciones desde su lanzamiento el pasado año, y acceder a lo largo del año al mercado español, por lo que ya están en negociaciones con las diferentes operadoras.

Lo que ha propuesto la firma española es sencilla, pero a priori efectiva. Centrado en los micropagos, han diseñado una plataforma de pagos «end to end» que aprovecha el saldo del teléfono móvil como moneda de cambio. Por esta razón, está muy enfocado a los pagos de pequeñas cantidades de dinero, un flujo importante en otras regiones. Para ello se centra en tres pilares: evitar comisiones, mejorar experiencia de uso y dotar de herramientas a muchas personas que no disponen si quiera de tarjetas de crédito o débito.

«El problema de las microtransacciones es que van normalmente asociadas a tarjetas de crédito, pero el 70% del planeta no dispone de ellas, por lo que en muchas operaciones no terminan de hacer la compra cuando se trata de compras pequeñas y compulsivas», relata a este diario David Moreno, cofundador y consejero delegado de Coowry, quien apunta que muchos ciudadanos, sobre todo, en países asiáticos, están en el mundo digital, tienen móviles, y aún así por la distribución económica del país no disponen siquiera de cuentas bancarias.

«Cuando vas a comprar 50 céntimos por internet igual no lo haces», reconoce. Se refiere, pues, a esas compras a pequeña escala que no sale a cuenta hacerla puesto que, al final, las comisiones impuestas por las diferentes entidades bancarias son incluso superiores a la cantidad a transferir. En su opinión, la plataforma hace sencillo el sistema de micropagos, sin comisiones y en tiempo real, «utilizando las compañías de telecomunicaciones como agentes de cambio en lugar de entidades bancarias».

Su funcionamiento es sencillo y no obliga siquiera a registrarse dentro de la propia plataforma. Tan solo requiere el número de teléfono móvil. Una vez introducido, el usuario recibe un mensaje de texto SMS, con un «token» de seguridad de cuatro dígitos, Se introduce en la web y se finaliza el proceso. Una vez completados los pasos, automáticamente se cobra en la factura del móvil. «Cada año se intercambian miles de millones de euros en aplicaciones, contenidos digitales, actividades de marketing, premios, pagos de afiliados y transacciones informales entre amigos en todo el mundo, donde el promedio de las cantidades de transacciones individuales es menos de 10 euros», sostiene Moreno.

La compañía opera principalmente en Indonesia, Malasia y Filipinas, donde ha logrado el apoyo comercial y económico del Grupo Axiata, el segundo operador de telecomunicaciones móviles más grande en el sudeste asiático con más de 290 millones de clientes. Coowry también ha firmado acuerdos comerciales estratégicos con diferentes operadoras de telecomunicaciones regionales, expandiéndose hacia Latinoamérica y España, su primer mercado objetivo en Europa.

Desde el lanzamiento de Coowry a finales de 2016, más de 170.000 transacciones de pagos o acuerdos de pago han sido llevadas a cabo en 40.000 teléfonos móviles, y más de 40 negocios «online» utilizan ya el servicio como método de pago.