El «selfie» de un refugiado sirio con Angela Merkel circulaba en Facebook en diversos montajes en los que se le identificaba como asesino o terrorista
El «selfie» de un refugiado sirio con Angela Merkel circulaba en Facebook en diversos montajes en los que se le identificaba como asesino o terrorista - REUTERS/Fabrizio Bensch

Alemania presenta un proyecto de ley con multas millonarias para las redes sociales

La nueva propuesta presentada por el ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, obligará a Facebook o Twitter a borrar mensajes con contenidos «claramente delictivos» tras las denuncias de los usuarios en un plazo máximo de 24 horas

BERLÍNActualizado:

Facebook y el resto de redes sociales podrían enfrentarse ahora a multas de hasta 50 millones de euros si no borran en el plazo de 24 horas cualquier contenido delictivo, incluyendo incitaciones al odio o calumnias. Alemania responde con un nuevo proyecto de ley, presentado este martes, al vacío legal que de momento permite utilizar las redes sociales impunemente como medio de ataque gratuito a terceros y logrando una difusión del mensaje que escapa a cualquier control.

La reacción del Ministerio alemán de Justicia ha sido rápida. El pasado 7 de marzo, la Audiencia de Wurzburgo rechazó la demanda de un refugiado sirio que exigía a Facebook que borrara un «selfie» que se hizo con la canciller, Angela Merkel, y que circulaba en la red social en diversos montajes en los que se le identificaba como asesino o terrorista. El caso había alcanzado gran repercusión en el país porque la fotografía de Anas Modamani con Merkel, en plena crisis de los refugiados en 2015, fue publicada como símbolo de la «operación bienvenida» y también porque esa demanda podía obligar a Facebook a modificar sus procedimientos internos ante la difusión de injurias o noticias falsas.

Con la ley vigente en la mano, el tribunal falló a favor de la empresa estadounidense al señalar que debe ser el propio peticionario de asilo quien se encargue de buscar y notificar la existencia de cada uno de los posts que vinculan su imagen con la comisión de un atentado terrorista, lo que resulta imposible para cualquier individuo. Facebook no asumió las calumnias de terceros como propias y, por lo tanto, no pudo ser acusado de omisión. Y esa esa la laguna legal que pretende subsanar la nueva iniciativa legal.

El ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, ha presentado ahora el proyecto de ley que, de ser aprobado, obligará a redes como Facebook o Twitter a borrar mensajes con contenidos «claramente delictivos», tras las denuncias de los usuarios. «La libertad de expresión en democracia protege declaraciones repugnantes y feas, pero acaba donde empieza el código penal y, para los comentarios de incitación al odio y las calumnias en la red debe haber tan poco espacio como en la calle», ha justificado el ministro en una rueda de prensa.

La nueva norma da un margen de 24 horas a las empresas para borrar los contenidos denunciados por los usuarios como delictivos, un grupo que en Alemania incluye cualquier apología del racismo o el nazismo. Uno de los ejemplos que ha puesto el ministro como «a borrar de inmediato» son los mensajes del tipo «todos los judíos a los campos de concentración y a las cámaras de gas». Para cualquier otro tipo de mensaje, cuyo carácter delictivo no esté tan claro y haya de ser analizado más en profundidad, las redes sociales dispondrán de un plazo más amplio, siete días, para borrarlo, bajo amenaza también de multas millonarias.

Facebook, Twitter y Youtube

Si no se actúa y no se cuenta con los mecanismos necesarios para atender las denuncias y bloquear los mensajes, los responsables de forma personal podrán también ser multados con hasta cinco millones de euros. El ministro, que confió en que la norma pueda entrar en vigor este mismo año, antes de que acabe la legislatura, ha presentado el proyecto tras recibir el segundo informe sobre la actuación de Facebook, Twitter y Youtube ante las denuncias, que demuestra una respuesta «absolutamente insuficiente». Según ese informe, encargado por el Ministerio de Justicia y por el de la Familia conjuntamente, muestra por ejemplo que Facebook borró solo el 39 % de los mensajes delictivos denunciados por los usuarios, siete puntos menos que en el anterior análisis, y sólo en el 33 % de los casos actuó en el plazo de 24 horas. Twitter, según consta, sólo borró uno de cada cien mensajes denunciados.

El ministro ha desmentido que la administración alemana esté declarando la guerra a las redes sociales y ha subrayado que las hay que gestionan bien la cuestión, como Youtube. Ha recordado que plataforma de Google borró el 90% de los contenidos denunciados y en el 82% de los casos lo hizo en el plazo de 24 horas. Facebook y Twitter, ha lamentado Maas, no han aprovechado la oportunidad de mejorar sus prácticas desde que el gobierno alemán comenzó a recabar información pormenorizada y fiable, por lo que «es necesario responder con medidas legales».

El proyecto de ley obligará además a las redes sociales a presentar informes sobre los departamentos encargados de analizar las denuncias y borrar los mensajes, y a contar con un responsable identificado que responda ante las autoridades alemanas, aunque la sede de la empresa se encuentre en el extranjero. Para determinar las sanciones, el Ministerio de Justicia será el encargado de analizar las denuncias no atendidas por las redes sociales y las llevará ante los tribunales para que, en un procedimiento rápido, verifiquen si se trata de comentarios delictivos. «Esta normativa se adapta sencillamente a los nuevos comportamientos delictivos que favorecen las redes sociales y para los que hasta ahora no había norma», ha defendido Maas.