Los adolescentes abandonan a Facebook pero se refugian de nuevo en Zuckerberg (aunque no lo sepan)

Los internautas más jóvenes prefieren servicios como Instagram, YouTube y Snapchat porque no están «sus padres»

MADRIDActualizado:

Acertada visión de futuro tuvo Mark Zuckerberg cuando en 2012 compró Instagram, una red de fotografía que había puesto de moda aquello de ponerle filtros a la vida. Con el tiempo, los mil millones de euros desembolsados se saborean como una ganga. Porque, ahora, y en medio del huracán de los cambios de hábitos entre los consumidores, es una de las plataformas preferidas por los nuevos internautas, es decir, adolescentes y jóvenes usuarios que buscan abrirse un perfil en una red social donde están sus amigos.

Básicamente, los servicios que más han crecido en los últimos dos años tienen algo en común: están especializados en la imagen. Instagram, con más de 800 millones de usuarios registrados, es uno de los que está recogiendo a los usuarios que «pasan», literalmente, de Facebook. La gracia de todo esto es que pese a que dan de lado la red social del «me gusta» se refugian en otras plataformas que tienen al mismo director de orquesta. Así que para el caso, es caer en sus mismos deseos. Porque lo más curioso es que, pese a la matraca que damos los medios, hay una inmensa cantidad de personas que no saben que Instagram forma parte de la multinacional Facebook. Y eso es para hacérselo mirar.

Solo YouTube, plataforma de vídeos de Google, y la independiente Snapchat amasan grandes números por su cuenta. Según un estudio de la consultora Pew Research Center, los adolescentes estadounidenses han empezado a abandonar Facebook. Y los números, pese a que pueden camuflarse entre el continuo aumento global, han disminuido significativamente desde hace tres años.

En concreto, el informe desvela que los jóvenes que aseguran formar parte de Facebook ha caído desde el 71% al 51% en la actualidad. Una realidad explicada por el continuo trasvase de usuarios que reciben Instagram y Snapchat. ¿Qué quiere decir esto? Que esa mitad de los usuarios estadounidenses entre 13 y 17 años que interactúan en la red social es cada vez menor. Su uso es «notablemente más bajo» en comparación con aquellos usuarios que dicen utilizar YouTube (con el 85%), Instagram (72%) y Snapchat (69%). Unos datos que han pasado del 2015 de cifras muy alejadas (52% para Instagram, 41% para Snapchat), aunque también es cierto que la aplicación de chat del fantasma ha tenido una gran explosión entre 2015 y 2016, aunque en España sigue siendo un servicio residual casi sin éxito. Peor suerte lleva Twitter, la red favorita de solo el 32% de los adolescentes.

No es el primer estudio que indica que los adolescentes han empezado a abandonar Facebook. En febrero de este año, un estudio de la consultora eMarketer estimó que la base de usuarios de Facebook entre los estadounidenses de 12 a 17 años disminuyó un 9,9% en 2017, tres veces más de lo que se desveló en agosto. Entonces, las previsiones eran poco halagüeñas: este año se apuntó a la pérdida de 2,1 millones de usuarios menores de 25 años. A pesar de este éxodo sigue siendo la plataforma social más grande del mundo con 2.230 millones de usuarios mensuales.