ARCHIVO

¿Te han acosado empresas que no conocías pidiendo tus datos? Al 70% de los españoles también

Los datos del CIS de mayo afirman que el 76,1% de los usuarios se preocupan mucho o bastante de la privacidad de sus datos, por delante de otras materias como el avance de la ciencia y la tecnología

MADRIDActualizado:

Un 68,9% de los españoles asegura que ha recibido llamadas de teléfono, correos electrónicos o mensajes de empresas con fines publicitarios sin haber sido conscientes de haberles facilitado a estas entidades sus datos personales.

Así lo recoge el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de mayo, en el que un 37,7% de los españoles asegura que «nunca» da su consentimiento cuando, al rellenar un cuestionario, se le solicita a través de una casilla si da consentimiento para disponer de sus datos a la empresa correspondiente.

En este sentido, el 28,7% dice que sólo consiente el uso de su información «a veces», frente al 4,8% que «siempre» lo permite, o el 11,1% que lo hace «casi siempre».

En plena adaptación a la nueva legislación española en materia de Protección de Datos, este tema preocupa mucho o bastante a un 76,1% de los encuestados, un cifra superior a otras materias como el avance de la ciencia y la tecnología o el desarrollo de la comunicación e información a través de Internet, que también aparecían en esta encuesta. Además, el 52% de los españoles asegura que está poco o nada informado sobre esta materia.

En cuanto a las entidades que manejan sus datos personales, los encuestados se fían principalmente de la Administración Pública (60,1%) y los bancos (49,5%), por el contrario, las redes sociales o los buscadores de Internet son los que se llevan los porcentajes más altos (71,8% y 67,6%, respectivamente) en cuanto a «baja» o «muy baja» garantía de utilización de esta información personal.

No nos fiamos de las redes sociales

Estas cifras coinciden con las acciones que menos confianza dan a los usuarios a la hora de facilitar sus datos. Colgar fotos y vídeos en Internet, y facilitar datos para participar en un concurso, son las actividades que más desconfianza genera en los usuarios, ambas por encima del 80%, así como dar el número de tarjeta para hacer alguna compra online (68,6%).

De hecho, el 83,2% considera que las redes sociales cuidan poco o nada la seguridad de la información personal de sus usuarios. No obstante, el 97,1% cree que estas empresas no deberían comunicar datos personales a terceros, y el 92,2% considera que no deberían cambiar sus políticas de privacidad sin el consentimiento de los usuarios.

Por el contrario, pagar en un establecimiento con tarjeta de crédito (61,1%), hacer la declaración de la renta por Internet (48,7%) y realizar operaciones bancarias a través de la red (39,2%), son las actividades que generan más confianza a los encuestados.

En general, el principal miedo que tienen los españoles, según el CIS, a la hora de ceder sus datos personales es que éstos puedan ser usados para enviarles información de carácter comercial o similares, que sean usados sin su consentimiento y ser víctimas de un fraude, por este orden.

Los padres deben velar por los niños en internet

Preguntados por su reacción si descubren que hay entidades o personas se están usando esta información sin permiso, el 51,6% acudiría a denunciarlo a las fuerzas y cuerpos de seguridad. De hecho, para el 48% de los españoles la prioridad de aquellos que luchan contra este tipo de prácticas debería ser la imposición de multas a entidades y compañías.

Por otra parte, y en el mismo barómetro, el CIS cuestiona acerca de la seguridad de los menores en el acceso a Internet, un medio en el que, según el 58,2% de los encuestados considera que los niños deberían tener bastantes restricciones en este sentido. Existe un 24,1% que cree que los menores deberían tener este acceso «completamente restringido».

Entre los que consideran que debe hacer algún grado de restricción, el 86,9% asegura que son los padres quienes deben tener la responsabilidad principal, frente al 6% que piensa que deben ser los proveedores del servicio a Internet, el 4,6% que cree que debe ser el Gobierno y las autoridades públicas o el 2% que responsabiliza a escuelas y profesores.

La difusión de videos y fotos comprometidos, la exposición de demasiada información de los menores y el acoso sexual, son los principales riesgos a los que, según los encuestados, se enfrenta un niño cuando accede a la red. A su juicio, se les da poca o ninguna información a los menores en esta materia (el 47,4% así lo cree).