Última Hora El Rey: «Ningún camino debe llevar a dividir a los españoles y romper su convivencia»

Ashley Madison

Los españoles «infieles» registrados en Ashley Madison empiezan a ser extorsionados

Los «hackers» les piden entre 500 y 2.000 euros a cambio de no compartir esa información con sus parejas o su entorno familiar, social y laboral

Los españoles «infieles» registrados en Ashley Madison empiezan a ser extorsionados

Ya lo advirtieron los expertos: el «hackeo» a la web de Ashley Madison, que acabó con la filtración de sus más de 30 millones de usuarios, sería el primer paso para futuros chantajes. De hecho, la Guardia Civil investiga desde este verano decenas de denuncias presentadas en toda España.

Numerosos españoles aseguran estar siendo extorsionados por piratas informáticos que les piden dinero a cambio de no informar a sus parejas y su entorno de sus «affaires», según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de estas denuncias.

Fue la pasado mes de julio un grupo de hackers denominados «The Impact Team» publicó en internet los datos personales y financieros de sus más de 37 millones de clientes. Quedaron al descubierto nombres, apellidos, direcciones de correo y cuentas bancarias de millones de «infieles» en todo el mundo. Ahora, otros «hackers» han ido más allá y han aprovechado esos datos para chantajear a los clientes.

Entorno social, familiar y laboral

Decenas de usuarios españoles han recibido en las últimas semanas correos electrónicos en los que se les recuerdan sus actividades extramatrimoniales y se les piden cantidades de dinero que van entre los 500 y los 2.000 euros generalmente. Un chantaje a cambio de no compartir esa información con sus parejas o su entorno familiar, social y laboral.

El dato definitivo que aportan para convencer a las personas afectadas suelen ser las transacciones bancarias que realizaron como clientes de Ashley Madison. Solamente por el hecho de formar parte de esta red social había que pagar una cuota.

Para ello, estos «hackers» investigan previamente a sus víctimas a través del estudio de sus redes sociales y otros datos personales a los que acceden fácilmente a través de internet. Así logran saber cuáles son las personas de su entorno con las que poder extorsionarles.

Los expertos en la investigación de delitos telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) han podido determinar que estas extorsiones proceden de piratas informáticos radicados en el extranjero. Por ello, desde la Guardia Civil están trabajando en colaboración con policías de diferentes países para tratar de poner fin a estos chantajes.

comentarios