entrevista

«Tener un servicio de limpieza legal en España siempre ha sido una pesadilla»

El responsable de la filial en España de la «startup» Helpling, Manuel Arauco, explica en una entrevista a ABC las dificultades de contratar a personal de limpieza en la actualidad, una situación que esta «startup» alemana está dispuesta a cambiar

«Tener un servicio de limpieza legal en España siempre ha sido una pesadilla»

La falta de tiempo, la posibilidad de llevar una vida más cómoda y los motivos personales son razones más que suficientes para contratar a una asistenta, si el bolsillo lo permite. Muchos españoles lo hacen. Pero los trabajos de limpieza han vivido en los últimos años en un ecosistema marcado por la economía sumergida en muchos casos. Desde hace dos años la figura de la empleada del hogar está regularizado por una compleja normativa para el servicio de limpieza. Solo en España, la facturación de las empresas de limpieza se situó en 8.900 millones de euros en 2013, un 2% menos que en el año anterior.

Frente a ello, el reto planteado por algunas compañías es aprovechar las ventajas de internet para permitir que muchos ciudadanos puedan disponer de un empleado de limpieza por horas, de forma transparente y dado de alta en la Seguridad Social. «Obtener un servicio legal en España siempre ha sido una pesadilla», explica el responsable de Helpling en España, Manuel Arauco, una «startup» creada en Alemania que promueve la búsqueda de profesionales de limpieza doméstica.

La compañía, que intenta abrirse un hueco en el territorio nacional, defiende que la clave para contratar empleados de limpieza a través de internet es ser «flexible, sencillo y seguro», un escenario que justifica con la presencia de más de ochenta limpiadores en Madrid. La herramienta -explica- cuenta con un algoritmo que selecciona al mejor limpiador en función de la ubicación del posible cliente. Así, se le asigna una tarea de acuerdo a las zonas seleccionadas o la elegida previamente por el propio trabajador de la limpieza. En ese sentido, Arauco considera que con el uso de este servicio el usuario final se ahorra «la burocracia y la pesadilla» de contratar a un empleado del hogar por horas y evitando así la elección en función de las referencias de conocidos, que no siempre «son certeras».

El apartado social de la herramienta permite, como en tantas otras plataformas de búsqueda de servicios, aprovechar el sistema de valoración integrado para que el cliente tenga una referencia sobre los limpiadores que va a contratar. «Si un profesional tiene cinco estrellas es porque los usuarios lo han decidido. No permitimos que los limpiadores estén siempre debajo de una determinada valoración», asegura. A su juicio, la compañía cuenta con criterios «bien establecidos de colaboración» para observar o incluso expulsar a un limpiador que no cumple con los controles de calidad establecidos.

Además del funcionamiento del servicio, la compañía pretende establecerse en otras ciudades españolas como Valencia, Bilbao y Zaragoza. De momento, y con poco tiempo a sus espaldas para analizar su recorrido o no triunfal, aspira a contar con más de trescientos nuevos limpiadores para el próximo año y realizar contratos en unos 15.000 hogares.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios