Tecnología - Redes

Google crea un YouTube para niños

El nuevo servicio YouTube Kids arranca para Android y permite capar las búsquedas y vídeos en función de la edad

Detalle de Pocoyó
Detalle de Pocoyó - POCOYÓ

Fácil de usar, únicamente disponible para Android y una gran biblioteca de vídeos previamente filtrados. Así es YouTube Kids, el nuevo servicio de la plataforma de vídeos de Google, que ha arrancado este lunes.

Esta versión de YouTube para los más pequeños de la casa cuenta con una amplia biblioteca de vídeos que han sido revisados previamente y son apropiados para niños. Entre los que se encuentran clips de series infantiles como «Pocoyó», «Thomas the Train»; o los canales de «DreamWorks» o «Barrio Sésamo», entre otros. La versión para dispositivos iOS (iPhone y iPad) llegará próximamente y la compañía asegura que se extenderá a otros países, ya que de momento solo se puede acceder en EE.UU.

Esta opción responde a la demanda de muchos usuarios, que solicitaban una versión más liviana y acorde a la edad de los más pequeños, con lo que los niños no podrán acceder a contenidos poco apropiados para ellos. «Los padres no estaban pidiendo constantemente si podíamos hacer de YouTube un lugar mejor para sus hijos», ha explicado el product manager del proyecto, Shimrit Ben-Yair. «(Cada año) hemos registrado un crecimiento del 50 por ciento en tiempo empleado en YouTube, pero en los canales de entretenimiento familiar, es más del 200%».

El aspecto de la «app» es muy diferente al de la actual aplicación de YouTube para Android. Cuenta con cuatro botones en la parte superior entre los que se encuentra una televisión, donde podrán ver vídeos de programas de televisión; una radio para vídeos musicales, una bombilla desde donde acceder a programas educativos, y unos prismáticos para explorar los vídeos más populares.

YouTube Kidscuenta con un filtro para evitar que los niños busquen vídeos que no sean apropiados para su edad y, así, si teclean palabras como «sexo», la propia 'app' lanza un mensaje recomendándoles «probar con otra cosa». Todo ello se consigue al evitar realizar ciertas búsquedas. Además, los padres podrán controlar el tiempo que pasan los niños en la aplicación mediante la configuración de una contraseña que hace que, cuando se sobrepase el límite de tiempo, se cierre y no pueda volver a abrirse sin la contraseña.

comentarios