Tecnología - Redes

Las costumbres más sorprendentes de Japón

Las innumerables peculiaridades de la sociedad nipona no dejan de sorprender a los visitantes europeos

La cultura japonesa siempre ha ejercido un gran poder de atracción sobre los habitantes del hemisferio occidental del planeta. Prueba de ello es la gran cantidad de blogs dedicados al país del Sol Naciente que han quedado entre los finalistas u obtenido un Premio Bitácoras a lo largo de las distintas ediciones de estos galardones.

A pesar de que a lo largo de todos estos años se ha escrito mucho acerca de las singularidades de la cultura nipona, cada día podemos descubrir alguna curiosidad que nos resulta sorprendente. Prueba de ello es la lista elaborada por el autor del blog «Javilop», en la que recopila hasta catorce peculiaridades que sorprenden a todos los europeos que cada año visitan Japón.

1.-Aseos automáticos

La tecnología está presente en todos los aspectos de la vida japonesa y el aseo no es una excepción. Los inodoros automáticos son una buena prueba de ello. Además de contar con calefacción para evitar que el asiento esté frío, poseen botones que activan toda clase de chorros de agua y aire caliente para limpiar a sus usuarios. Algunos, incluso tiran de la cadena de forma automática cuando detectan que alguien se levanta. Lo más complicado es acertar con el botón adecuado.

2.-Bebidas extrañas

Las calles japonesas están repletas de máquinas expendedoras de toda clase de bebidas. Junto a los refrescos habituales, es posible encontrar productos que van desde la sopa caliente al té verde, pasando por bebidas derivadas de las habichuelas o soja. Los sabores exóticos, las bebidas energéticas y las latas inspiradas en superhéroes y personajes de manga son la tónica general.

3.-Mascarillas por la calle

Aunque la imagen de viandantes caminando por ciudades como Tokio con una mascarilla en la cara para protegerse de la contaminación está muy extendida en occidente, lo cierto es que el auténtico motivo por el que usan este tipo protección de protección es evitar resfriarse o contagiar un resfriado a los demás. Esto se debe a que las aglomeraciones son constantes y en lugares como el metro se respira literalmente en la cara de otras personas. Mitigar los efectos de la alergia o evitar que la cara se enfríe en invierno son otros motivos para usar mascarilla.

4.-Explican todo con muñecos

Debido a que su escritura emplea un sistema basado en símbolos, la forma de pensar japonesa es muy visual. Por ello, la mayor parte de los carteles indicativos en la calle, transporte público o comercios se acompañan de algún monigote o animalito que escenifica el texto del mismo. Sin duda, una ventaja para los visitantes que no conocen el idioma.

5.-Seguridad

Japón es uno de los países más seguros del mundo. Debido a la baja tasa de paro o la dureza de las penas, unida a la mentalidad nipona, muy reacia a romper las reglas hace que los delitos callejeros sean poco frecuentes. Por ello, muchas personas se extrañan de que la mayor parte de las bicicletas aparcadas en Tokio no lleven candado o de que en algunos pueblos existan tiendas sin dependientes, en las que los clientes escogen sus productos y dejan el importe de los mismos en unas cestas colocadas a tal efecto. En cambio, el país es famoso por las bandas de crimen organizado, la conocida jakuza.

6.-Postes eléctricos

En la mayor parte de las ciudades del país es habitual encontrar una maraña de postes y cables eléctricos y telefónicos colgando sobre sus calles. Una de las razones es que de esa forma es más fácil y rápido repararlos tras uno de los habituales terremotos que sufre el país. Sin embargo, el hecho de que las tormentas puedan tirarlos al suelo los convierte en un peligro, por ello el Gobierno nipón ha ordenado enterrar todos los cables.

7.- «Kei cars»

Son unos coches pequeños, prácticamente cuadrados, muy habituales en las ciudades del país. Este tipo de vehículos compactos no se exportan al resto del mundo y su enorme popularidad puede deberse al afán por economizar el espacio.

8.-Dulces con sabores extraños

Aunque en el resto del mundo es normal que los bollos y dulces típicos estén rellenos de chocolate, en Japón no es así. El chocolate existe, pero su consumo no es tan habitual. El relleno tradicional de su bollería es una pasta de judías que se denomina “azuki”.

9.-Comida de cera

Muchos restaurantes exponen los platos de su carta para que los clientes sepan realmente qué es lo que van a comer. Estos platos hiperrealistas están elaborados con cera y en ocasiones son prácticamente imposibles de distinguir de la comida real.

10.-Pocas papeleras

Salvo en las puertas de los supermercados, es muy complicado encontrar papeleras en las calles de las ciudades japonesas. Esto no quiere decir que las ciudades estén sucias, sino que guardan los desperdicios y los tiran en casa. En cualquier caso, cuando se encuentra una papelera, en realidad, suele haber tres, una las cosas que pueden quemarse, otra para las que no y otra para botellas y latas.

11.-Son muy educados

La sociedad japonesa es una de las más cívicas que existen. Así, al pasar muy cerca de alguien, aunque no se toquen, siempre piden disculpas; siempre intentan dar preferencia a la hora cruzar una puerta o subir una escalera y si ven a alguien despistado o mirando un mapa en plena calle es muy probable que se acerquen a ofrecerle ayuda. En lo que respecta al comercio, siempre saludan a los clientes con reverencias y el servicio suele ser rápido y eficaz.

12.-Aficiones extrañas

Japón es el país de las aficiones extrañas por antonomasia. En Tokyo existen barrios enteros con edificios de hasta siete plantas dedicados a videojuegos, mangas, animes o figuritas inspiradas en cualquier cosa. Las tribus urbanas y el cosplay (caracterizarse de personajes de manga o videojuegos) son muy habituales.

comentarios