El tráfico móvil en YouTube se ha multiplicado más de seis veces desde 2011
YouTube subre cada minuto 72 horas de imágenes - jm3/ flickr

El tráfico móvil en YouTube se ha multiplicado más de seis veces desde 2011

En dos años, el tráfico a través de dispositivos móviles pasa del 6% al 40%

Actualizado:

No hace tanto que muchos miraban con escepticismo el futuro de los contenidos audiovisuales en los móviles. Ver vídeos en una pantalla tan pequeña, afirmaban, cansaría a los usuarios y sus ya maltratados ojos. Sin embargo, en los últimos dos años, el tráfico móvil del portal YouTube ha pasado del 6% al 40%.

Es decir, que, según informa «TechCrunch», desde 2011, se ha multiplicado por más de seis veces (en 2012 alcanzó ya el 25%). El portal de Google se suma así al camino ya emprendido por otras plataformas como Facebook, donde el tráfico móvil representó el 73% del total de sus 1.150 millones de usuarios en el último trimestre.

YouTube cuenta con un equipo específico para móviles desde 2007 y, en los últimos tiempos, ha trabajado intensamente en mejorar su aplicación para Android y para iOS. También, tras tiras y aflojas, lanzamientos, cancelaciones y un período de polémica entre Google y Microsoft, lanzó, el pasado 9 de octubre, su versión para Windows Phone. Google tumbó la primera versión que Microsoft creó de su aplicación para YouTube porque no cumplía, aseguraba, con sus estándares de calidad. En cambio, desde la compañía de Bill Gates señalaron la forma de medir éstos establecía un agravio comparativo respecto a Apple y, por supuesto, Android.

Más allá de su papel como plataforma para compartir contenidos creados por los usuarios, YouTube también ha sabido explotar otro rol que los internautas, por decisión propia, han ido otorgándole poco a poco: el de servicio de música en «streaming».

Ello ha quedado patente en sus últimas actualizaciones para móviles, por ejemplo, la que permite minimizar los vídeos en la pantalla de nuestro dispositivo móvil pero seguir escuchando el sonido en off, y, también, la que se implementará a lo largo del próximo mes de noviembre, que hará posible que los usuarios guarden vídeos en sus «smartphones» para poder verlos aunque no dispongan de conexión a internet.