La impresionante ciudad real que parece diseñada por ordenador

Actualizado:

La república de las Maldivas es uno de los paraísos turísticos del océano índico. Formado por más de 2.000 islas y atolones, este archipiélago ofrece cientos de kilómetros de playas de ensueño. Aunque no todo es naturaleza y tranquilidad en este paradisíaco país.

Porque, tal y como descubrimos en el blog «Abadía digital», contemplar una vista aérea de su capital transmite la impresión de haber sido diseñada por ordenador. Ubicada en una pequeña isla en medio del océano, abarrotada de construcciones de colores chillones y sin apenas un espacio libre, la ciudad de Malé parece directamente sacada del videojuego «SimCity».

La isla en la que se asienta Malé, el atolón Kaafu, tiene apenas 5,79 kilómetros cuadrados y absolutamente toda su superficie se encuentra construida, ya que la ciudad, en la que viven casi 105.000 personas —un tercio de la población del país—, es el centro educativo, sanitario y empresarial de Maldivas, además de albergar la sede del gobierno.

Completamente saturada de construcciones, las autoridades del país han tenido que aumentar su superficie en varias ocasiones ganando terreno al mar. Por ello, esta pequeña isla no posee grandes playas de ensueño y su aeropuerto internacional se encuentra en la vecina isla de Hulhule.

Sin embargo, a pesar de no poseer la típica imagen que suelen ofrecer las islas tropicales, con grandes extensiones de arena blanca y cocoteros, al igual que en el resto de islas vecinas, el turismo es una de las principales fuentes de ingresos de Malé. Tal vez su singular y casi irreal aspecto sea su gran atractivo.