Diez inventos reales que parecen sacados de una película de ciencia ficción

Actualizado:

Los avances tecnológicos de los últimos años han convertido en realidad algunos artilugios propios del cine más futurista

12345678910
  1. El Northrop Grumman B-2 «Spirit»

    En nuestro habitual recorrido por los temas más curiosos de la blogosfera, queremos destacar un artículo del blog «Gizmodo». Esta popular publicación nos muestra diez inventos que parecen sacados de una película de ciencia ficción, pero que podemos encontrar en el mundo real. Una prueba de lo rápido que avanza la tecnología hasta el punto de llegar a superar a la imaginación.

    Aunque el desarrollo de este avión «invisible» para los radares comenzó hace más de treinta años, su silueta en forma triangular sigue pareciendo más propia de una nave espacial extraterrestre que de un bombardero diseñado durante los años 80. Esta aeronave se ha convertido en la base de muchos aviones militares de última generación, como el X-47B, el primer «drone» capaz de despegar y aterrizar desde un portaaviones.

  2. El catamarán AC72

    Diseñado para afrontar una prueba tan exigente como la Copa América y con un coste de diez millones de dólares, el AC72 está revolucionando la navegación deportiva a vela. Sus dos estilizadas quillas miden más de 20 metros y su vela fija se eleva el equivalente a un edificio de trece pisos sobre la superficie del agua. Gracias a ello, es capaz de duplicar la velocidad del viento que recibe, lo que lo convierte en uno de los barcos más rápidos y peligrosos de su tipo. De hecho, el medallista olímpico Andrew Simpson falleció en un accidente mientras lo pilotaba.

  3. El motor de iones de Xenón

    Ideado para propulsar todo tipo de cohetes y aeronaves en el espacio, el Evolutionary Xenon Thruster desarrollado por la NASA ha batido todos los récords de eficiencia sin despegar del suelo. Utilizando campos eléctricos para generar el impulso, un prototipo de este motor lleva funcionando más de cinco años ininterrumpidos. En un futuro cercano, este motor que apenas gasta combustible podría ser usado para capturar asteroides o impulsar sondas espaciales más allá del sistema solar a velocidades de hasta 40.000 metros por segundo en el vacío.

  4. El robot PETMAN

    Desarrollado por la empresa Boston Dynamics a petición del departamento de Defensa estadounidense, este robot humanoide de aspecto inquietantemente real tenía como objetivo probar la resistencia del equipamiento de protección empleado por los militares.

  5. Las granjas de servidores de Google

    Muy poco puede decirse de las enormes e impresionantes instalaciones en las que Google gestiona el tráfico de datos generado por todos sus servicios. Repartidos por varias ciudades del mundo, la compañía emplea más de dos millones de servidores para dar servicio continuo a cientos de millones de internautas desde sus centros de datos.

  6. El robot hexápodo PhantomX

    Este robot de seis patas desarrollado por la comunidad de robótica Trossenfue el primero de una larga lista de robots capaces de emular los movimientos de los arácnidos. Tras él han surgido otros aparatos similares e incluso un vehículo de seis patas pilotado que parecen directamente salidos de la mente de un científico chiflado. Sin embargo, la complejidad de lograr que un sistema artificial tenga ese nivel de equilibrio y coordinación es enormemente elevada.

  7. La cabina de pasajeros del Airbus A320

    Iluminada en tonos violáceos y con una pantalla interactiva de entretenimiento a bordo a disposición de todos y cada uno de los pasajeros, la lujosa cabina los Airbus A320 de Virgin América parece haber sido sacada del interior de una nave espacial.

  8. El ventilador Dyson Air Multiplier

    Este ventilador sin aspas diseñado por la compañía creada por el ingeniero aeronáutico británico Sir James Dyson ha supuesto una auténtica revolución en este tipo de dispositivos, al eliminar el riesgo de lesiones accidentales. Su estructura formada por dos anillos giratorios genera una fina corriente de aire a casi 90 kilómetros por hora que empuja el aire que la rodea formando un flujo uniforme y constante.

  9. El Sailrocket de Vestas

    Gracias a su diseño aerodinámico y deslizante, esta pequeña embarcación a vela ha sido capaz de batir el récord de velocidad sobre agua y sin motor, al alcanzar hasta 120 kilómetros por hora en noviembre de 2012.

  10. El Levitron

    Un juego de potentes imanes son los que permiten flotar de forma aparentemente mágica este artilugio que puede comprarse en muchas jugueterías. Sin embargo, su funcionamiento se basa en el mismo principio físico que los conocidos trenes bala.