Tecnología - Redes

EE.UU. pidió a Apple datos de 5.000 usuarios en los últimos seis meses

La compañía de Cupertino se suma a Microsoft o Facebook en la relevación de las solicitudes de las autoridades policiales en el escándalo de espionaje Prism

Las grandes tecnológicas tratan de distanciarse de haber colaborado con las autoridades policiales de EE.UU. tras saltar el escándalo del programa de espionaje denominado Prism. Tras conocerse datos de Microsoft y Facebook, el siguiente en revelar las solicitudes de vigilancia que reciben ha sido Apple, que recibió en los últimos seis meses entre 4.000 y 5.000 peticiones de datos de clientes relacionadas con las investigaciones criminales y asuntos de seguridad nacional.

«Hemos pedido permiso al gobierno de EE.UU. para entregar el número de solicitudes que recibimos en relación con la seguridad nacional y la forma en que utilizamos. Hemos sido autorizados a compartir algunos de esos datos», explicó la compañía de Cupertino en un comunicado publicado en su web.

Apple ha desvelado que se recibieron las solicitudes a partir del pasado 1 de diciembre de 2012 hasta el 31 de mayo. Entre 9.000 y 10.000 cuentas o dispositivos se especifican en dichas solicitudes. La forma más común de las solicitudes provino de la Policía en relación a la investigación de supuestos robos y otros delitos como la búsqueda de niños desaparecidos o la prevención de suicidios. «Apple siempre ha dado prioridad a la protección de los datos personales de nuestros clientes», señaló. La compañía ha asegurado que las conversaciones a través de las aplicaciones iMessage y FaceTime están «protegidas por un extremo cifrado para que nadie más que el emisor y el receptor pueden acceder. Apple no puede descifrar los datos».

Solo solicitudes específicas

Según Apple, tan solo presta ayuda a las autoridades de Estados Unidos atendiendo a solicitudes específicas, no les concede el «acceso directo» a todos los datos de sus clientes que la empresa maneja. De hecho, ha insistido que ni siquiera tenía conocimiento de la existencia del programa de espionaje. El tipo de solicitud más frecuente -según el comunicado- viene de la policía local que está investigando atracos y otros delitos, o que busca a menores que han desaparecido o intenta localizar a enfermos de Alzheimer, o que pretende evitar un suicidio».

Apple aseguró que sopesa cada solicitud y, en caso de admitirla, «recoge y entrega el conjunto de datos más limitado posible». Añadió que rechaza algunas de las solicitudes. «Continuaremos empeñándonos en mantener un buen equilibrio entre el cumplimiento de nuestras obligaciones legales y la protección de la intimidad de nuestros clientes, tal y como ellos esperan y se merecen», concluye el comunicado de Apple.

Varias compañías de internet han alcanzado un acuerdo con el Gobierno norteamericano para entregar información limitada sobre la cantidad de solicitudes de vigilancia que reciben, dijeron fuentes a la agencia Reuters. La revelación del programa ha generado preocupaciones sobre el rango y la extensión del ejercicio de recolección de información.

Se espera que otras compañías de internet entreguen las cifras de solicitudes del Gobierno sin detallar cuántas provienen de la Agencia Nacional de Seguridad, dijeron las fuentes. Google, Facebook y Microsoft han instado públicamente al Gobierno de Estados Unidos a permitirles revelar la cantidad y el rango de solicitudes de vigilancia que reciben, incluidas las peticiones confidenciales hechas bajo la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés).

comentarios