El giro hacia el «e-commerce» es inevitable

Actualizado:

Vender a través de internet sigue siendo una pequeña parte de los ingresos de las compañías. Pero va en aumento. El comercio electrónico creció un 16.3% en España durante el primer semestre de 2012 hasta alcanzar una facturación de más de 5.000 millones de euros, lo que lo convirtió en el único canal de distribución que incrementó sus ventas.

Nadie duda sus potencialidades, ni siquiera del «m-commerce», el pago por móvil, que representa un 10% de los pagos a través de internet. Una cifra aún más irrisoria, pero que los expertos coinciden en señalar que es el futuro a tenor de la alta penetración de los «smartphones». En 2016 el comercio «online» crecerá un 50 por ciento en todo el mundo en el apartado de ventas al detalle y alcanzará los 1.000 billones de dólares, según un estudio de Esade quien ve «imprescindible» que los comercios se adapten a esta realidad y apuesten por el pago a través del móvil y por la promoción a través de las redes sociales.

Desde hace seis años, la compañía de transporte urgente Seur ha venido introduciendo conceptos de «e-commerce» en el envío de las mercancías. Desde la comunicación de la entrega vía mail o mensaje de texto para que los clientes conozcan al segundo el momento que les va a llegar su compra. «Fuimos pioneros en el 'e-commerce'», dice AlbertoHormigos, portavoz de la empresa, que ha estado presente en la feria Omexpo que se celebra miércoles y jueves en Madrid. «Las empresas tienen que dar el salto al 'online'. Ninguna gran empresa se plantea no estar».

Otra empresa de transportes tradicional que ha girado a la tendencia en comercio electrónico es Tourlines Express, que se ha tenido que adaptar como el resto de operadores. «Lo que tenemos es un servicio adaptados al cliente y se lo hacemos a medida. No hay dos clientes igual en el 'e-commerce'. Hay que optimizar costes y recursos. El giro hacia es lo único que está creciendo ahora mismo. Todos tenemos que ir allí si queremos estar dentro», explica Eva Ureta.

En ese sentido, el número de empresas y «startups» que se dedican al asesoramiento y creación de tiendas «online» ha proliferado en los últimos años. Su objetivo es ayudar a las empresas tradicionales o las de nueva creación a meterse en vereda. «El giro hacia el comercio electrónico y quien no lo quiera ver no se da cuenta de lo que está sucediendo», comenta Manuel Sánchez, de Ydral.

«La gente cada vez más compra 'online' y no solo compra a través de internet sino que aunque compre en tiendas físicas, internet influye a la hora de la compra. Dentro del comercio electrónico no todo vale. Mucha gente se piensa que vender las cosas en internet es tener simplemente una web y se vende solo. Y no. Requiere de una inversión y, para llegar a unos objetivos, hay que hacer las cosas desde una base sólida con unas estrategias», sugiere.

Pese al esfuerzo de muchos, la venta a través de internet significa aún una pequeña parte de las ventas, pero ese porcentaje va a seguir creciendo, según los expertos consultados por este diario. «Quien no se posicione ahora luego lo va a tener mucho más difícil. Lo cierto es que es un canal más de venta y cada vez más natural. El que no se posicione está perdido», manifiesta Francisco Carrero, director de de Brainsin.

El «e-commerce» se está consolidando como un canal alternativo que ahorra el viaje a la tienda y que ofrece un mayor surtido de productos a precios más bajos. «Hoy en día hacer un pago por comercio electrónico por una tarjeta de créidto es más seguro que inlucso en un establecimietno y una persona puede llevarse la tarjeta de crédito estando desprotegidos», añade.

La evolución de los hábitos de compra están llevando, necesariamente, a dirigirse hacia la venta de internet. Confianza y precio son dos claves impresdindibles para competir con éxito en internet. la confianza viene dada de la impresión estética en la llegada de una tienda. Los diez primeros segundos dan una idea de si tiene una empresa física o no o si lo hace desde acasa con pocos recursos. Esto acompañado de sellos de calidad o disponer de las para crear un menaje de confianza que evitar abandonos en el proceso de compra.

«Hoy en día el 'e-commerce' es casi imprescindible para mantener el volumen de negocio o aprovechar las posibildiad que te da internet. En internet si lo haces bien puedes vender muchísimo. Y si lo haces mal a lo mejor no vas a vender nada. La gracia de internet es que vas a llegar a un publico muy grande», recomienda Carlos Güell, diretor de Opentiendas.

Otro aspecto que puede tirar para atrás al usuario es la recogida de la compra. Google ya pensó en ello con la reciente compra de Bufferbox, una empresa que se dedica a instalar buzones automatizados. Bajo el lema de «Libertad para recoger lo que compras por internet», Yupick se dedica a colocar en su más de 1.000 puntos de toda España las compras de los consumidores para hacer de la experiecnia algo cómodo, seguro y barato. «Es necesario buscar una entrega alternativa. Imagínate que te compras unos zapatos y no te valen... tienes que esperar a que el mensajero vuelva a tu casa a recoger el pedido que vas a devolver. Con nuestras alternativas ofremos la posibilida de ofrecr el producto en un sitio en concreto para la entrega, arguementa Luca Zanella.