«Los usuarios de 'smartphones' son muy confiados»
Peter Chou, CEO de HTC, muestra el Google Nexus One - afp

«Los usuarios de 'smartphones' son muy confiados»

El 99% del nuevo «malware» registrado en 2012 atacó a la plataforma Android

Actualizado:

Parece una perogrullada pero los «smartphones» son miniordenadores y, como tales, están en el punto de mira de «hackers». Android, sistema operativo que con el 82% de cuota de mercado arrasa en España, no está exento de ser infectado un virus.

La frase de que el sistema de Google tiene muchos problemas de seguridad pertenece ya al imaginario de los usuarios. De hecho, el «malware» (programas maliciosos) en teléfonos inteligentes se incrementó más de un 780% el pasado año en comparación con el anterior. Los ataques se dirigieron casi exclusivamente a esta plataforma.

De acuerdo con un informe reciente de la empresa de seguridad Kaspersky, el año pasado, el 99% del nuevo «malware» atacó a la plataforma Android. En el 2012 se continuó la tendencia, registrando un crecimiento explosivo de «malware» en Android. En el 2011, el promedio fue de 800 nuevos tipos de programas maliciosos cada mes, cifra que se elevó en el 2012 a 6.300 programas.

La mayoría de usuarios, advierten las compañías de antivirus, no son conscientes de que estos dispositivos móviles de última generación pueden contraer virus al igual que los tradicionales PC. «Muchos de nosotros vivimos una vida muy ajetreada, en la que todo ha de ser muy rápido y para descargar una nueva aplicación creemos que no deberíamos invertir más de dos minutos a pesar de poner en peligro la seguridad», asegura Kevin Freij, de mymobilesecurity.com, empresa dedicada a crear aplicaciones de seguridad para «smartphones».

El tipo más común de «malware» recogido el año pasado fueron los SMS troyanos que se escondían en falsas aplicaciones y enlaces, sacudiendo las cuentas bancarias de los usuarios mediante el envío de mensajes de texto generando altos niveles de gasto. Uno de los ejemplos de este tipo de virus fue el cargador de batería Super Battery Charger, que en teoría podía alargar la vida de la batería del teléfono, pero en cambio lo que hacía era disparar la factura del teléfono. Otro tipo muy difundido fueron programas que roba datos personales.

Explosivo crecimiento

De las 300.000 nuevas aplicaciones Android se encontraron 43.000 aplicaciones maliciosas diseminadas en 115 familias diferentes de «malware». La mayoría de aplicaciones falsas se descargaron de tiendas de aplicaciones rusas y asiáticas, y a tener en cuenta que 13 familias de estos programas maliciosos también se encontraron en la tienda oficial de Google.

Pero, ¿por qué las aplicaciones falsas y maliciosas son un gran problema para Android? «A diferencia de la tienda de aplicaciones de Apple, Google Play acepta instalaciones de software de fuentes no autorizadas, y por eso, una de las maneras más fáciles de que entre un virus es descargarse un programa desde una aplicación o página web sospechosa. A pesar de los esfuerzos de Google por mejorar la seguridad, no han logrado revertir la curva de malware», agrega Freij.

Sin embargo, y en comparación con los ordenadores tradicionales, la desprotección de los sistemas operativos móviles «sigue siendo una parte residual» en opinión de Emilio Castellote, de Panda Security, quien considera que menos del 5% de las amenazas son de tipo móvil, siendo Android la plataforma móvil preferida por los ciberdelincuentes para robar información y dinero a los usuarios a través de «malware».

«El riesgo es moderado», agrega Castellote, ya que todavía la inversión en ataques se postula más rentable en el mercado de los ordenadores que rente al ecosistema móvil. De hecho, el 31,98% de los ordenadores analizados por PandaLabs en 2012 estaban infectados. «Dentro de los 'smartphones', la plataforma más vulnerable es Android por la compartición de aplicaciones y el mayor uso penetración dentro de los usuarios».

Descargar sin revisión

A su juicio, los usuarios que utilizan teléfonos inteligentes son «más confiados» y aceptan cualquier aplicación sin previa revisión. «Tienen un fin: el consumo de aplicaciones de inmediato; buscan en cualquier tienda de aplicaciones y la instalan sin verificar la fiabilidad ni el origen de la misma», añade.

En el mercado existen diversos antivirus, pero la existencia en dispositivos móviles no es algo habitual. «Las soluciones de protección para PC son mucho más avanzadas que en los dispositivos móviles, que tienen ciertas limitaciones. Cada versión de software de 'smartphone' se va actualizando y para desarrollar un antivirus tendríamos que volver a hacerlo de nuevo», lamenta.

En otro estudio sobre la conducta de la seguridad «online», este realizado por Microsoft, se desvela que en España la valoración sobre seguridad en los dispositivos móviles se sitúa en 32 puntos de valoración sobre 100, en comparación 40 que es la registrada a nivel global.