Diez palabras de uso común que son marcas registradas

Actualizado:

Aunque existe un aforismo que señala que un idioma pertenece a quien lo habla, es cierto que gran parte de las palabras o expresiones que usamos a diario tienen propietario. Algunas proceden de marcas registradas que gracias a su popularidad han acabado vulgarizándose y dando nombre al producto genérico que representan. Otras, en cambio, son palabras de uso común que, con gran pillería, algunas corporaciones han inscrito a su nombre. En el blog «Cooking Ideas» nos proponen diez ejemplos de palabras de uso habitual sujetas a copyright.

Superhéroe

Este vocablo usado para definir a cualquier héroe de cómic que posee capacidades sobrehumanas es propiedad al 50% de las editoriales estadounidenses Marvel y DC Comics. El término fue inventado en un serial radiofónico en 1917 y registrado por las editoriales en 1979. Eso ha obligado a sus competidores a emplear expresiones alternativas como «metahumanos», «superhumanos» o «mutantes».

Olímpico

Juegos Olímpicos sólo hay unos y por eso este adjetivo de origen griego es propiedad del Comité Olímpico Internacional que ha llegado a perseguir legalmente el uso de la palabra o su derivado «Olimpiada» en el nombre de cualquier competición alternativa.

Jacuzzi

La empresa Jacuzzi Brand Corps es la responsable y principal perjudicada de que su marca haya pasado a designar a cualquier bañera de hidromasaje. Tanto la empresa como las bañeras deben su nombre a los siete hermanos Jacuzzi, que inventaron y comenzaron a fabricar y vender este tipo de bañeras en 1917.

Felicidad

La felicidad, al menos en su traducción al inglés como «joy», es propiedad del gigante alimenticio siuzo Nestlé desde que decidió asociar esa palabra a algunos de sus productos. Y registrarla.

J.R.R. Tolkien

Aunque parezca increíble, las iniciales del autor de «El Señor de los Anillos» son una marca registrada por la compañía que gestiona los derechos de sus obras literarias. Los abogados de esta empresa, gestionada por los hijos y nietos del escritor británico, se encargan celosamente de evitar que el nombre del creador de Frodo Bolsón sea tomado en vano en toda clase de libros o artículos.

Sufijo «zilla» o el yo-yo

El sufijo japonés «zilla», los Marines Espaciales, juegos como el yo-yo o el ping pong y los populares táperes son el resto de vocablos que completan esta curiosa lista de palabras con propietario que podéis consultar al completo en «Cooking Ideas».