Tecnología - Redes

Instagram, entre el voyeurismo y la privacidad con su versión web

La red social de fotografía permite ver el feed de fotos en su versión web que ya está disponible para todos los usuarios

A vueltas con Instagram, sus usuarios han ido percibiendo desde hace varias semanas algunos cambios. Aunque estaba disponible para algunos, ya se puede acceder a las fotografías de los contactos a través de la versión web de esta popular aplicación/red social, cuyos recientes cambios en los términos de uso generó una gran controversia.

La compañía ha añadido la posibilidad de acceder al feed de fotografías de los usuarios a través de la versión web una vez iniciada la sesión. De esta manera, los (nuevos) perfiles web de la aplicación se pueden visitar incluso sin tener cuenta en la plataforma. Es público, a menos que tengan cuentas privadas. Desde su creación en octubre de 2010, este servicio nacido en el entorno móvil se ha consolidado como una red social a la que tan solo se podía acceder desde los dispositivos.

La compra por parte de Facebook ha sido clave en esta nueva estrategia. Romper con Twitter fue capital para mandar tráfico hacia el entorno web de la red social. Hubo una «espantá» por el miedo a que sus fotografías fueran vendidas a terceros, pero al final usuarios más fieles han continuado utulizando el servicio.

Al contrario que Facebook o Twitter, cuya versión móvil llegó después que la versión web, Instagram era considerada al principio como una aplicación más que red social por este motivo. Pero esto ha cambiado. Hace unos meses decidió que ya era hora de llegar también al universo web lanzando la versión Instagram.com del servicio.

Esta opción ha creado incertidumbre entre la comunidad de usuarios al considerar que sus imágenes ya han dejado de ser privadas. «Algunos usuarios se quejan de que de repente los usuarios que tengan 'Bloqueados' puedan ver sus fotos vía web… y otros se quejan de que la privacidad de la geolocalización de las fotos se haya perdido también en la migración», explica Phil González, fundador de Instagramers.com.

Mejorando

El pasado mes de junio, Instagram introdujo funcionalidades propias de la «app» en la página de fotos de su web como desde dejar comentarios hasta marcar «Me gusta» o seguir a otros internautas. Pero en noviembre, los usuarios empezarn a poder consultar sus perfiles a través de la web. El equipo de Instagram continúa mejorando la aplicación web y ya permite acceder al feed de fotografías de los usuarios, aunque por el momento no permite subir fotos desde un ordenador.

«Siempre he recomendado tener perfiles públicos. Tener un perfil privado no es jugar en el mismo juego. Ni compartir las mismas cosas, experiencias y emociones. Entiendo que algunos usuarios estén interesados en 'mirar' más que postear u otros que por razones personales (o profesionales) guardar sus perfiles privados pero para los demás», manifiesta.

«Sigo sorprendido por el desconocimiento que hay en general de las condiciones de uso de las redes sociales. La gente le da al aceptar las condiciones de Apple sin leérsela... Y aún menos las del contrato de la luz o de su hipoteca así que intento hacerme a la idea. Luego cuando hay un cambio y una empresa lo comunica oficialmente todo el mundo se echa las manos a la cabeza porque se acaba de dar cuenta de lo que firmo», critica González.

De esta manera, insiste González, «millones de personas han publicado fotos sabiendo que otros cuantos millones las podían ver -como Twitter con ‘tuits’ abiertos a todo el mundo- y de repente están en web y se molestan porque los vean desde un ordenador unos cuantos millones más. No entiendo de verdad», agrega.

  • «Hoy cada vez es más complicado ser invisible en internet aunque no quieras»
La defensa de esta decisión viene por la apuesta en una experiencia móvil que promueva «la creatividad sin ataduras», según el cofundador Kevin Systrom, de ahí su reticencia en permitir que las fotografías se suban directamente desde un ordenador. «No ofrecemos la posibilidad de subir fotografías desde la web, pues Instagram trata de producir fotos desde cualquier lugar, en el mundo real y en tiempo real».

Desde la web de Instagram los usuarios ya pueden navegar a través de sus fotos y las fotos de sus amigos, comentar y participar en los comentarios «online» y hacer clic en «Me gusta». También cuenta con un diseño en vertical para que se parezca a la aplicación de los móviles y tanto los colores como la navegación son exactamente igual. Pero, ¿dónde acaba la privacidad? No aparecer en la Red es ya complicado. «Hoy cada vez es más complicado ser invisible en internet aunque no quieras y el que se sorprende aún es que vive en el pasado. Es algo imparable. Si un día te das de alta a cualquier servicio saldrás en algún sitio», reconoce.

comentarios