Tecnología

Microsoft Build 2013: qué veremos en la conferencia para desarrolladores

La compañía tendrá que compensar el efecto que ha tenido en su imagen el lanzamiento de productos tardíos, el más reciente, Office para iOS, que competía con muchas alternativas que ya llevan años en Apple

JON OLEAGA - Actualizado: Guardado en: Tecnología

Hace poco Microsoft protagonizó una polémica con el lanzamiento de la Xbox One, donde toda la comunidad de usuarios se volcó contra unas políticas restrictivas en cuanto al DRM de los juegos que, en realidad, no aportaban nada al usuario. Y, aunque la semana pasada Microsoft recapacitara al respecto, es cierto, que todavía tenemos ese mal sabor de boca que nos han dejado un mes de declaraciones poco acertadas que han hecho que los usuarios estén muy descontentos.

Este miércoles (26-28 de junio) da comienzo el Microsoft Build, la conferencia para desarrolladores de Microsoft, que se celebra en San Francisco todos los años. Allí, la compañía tendrá que compensar el efecto que ha tenido en su imagen el lanzamiento de productos tardíos, el más reciente, Office para iOS, que competía con muchas alternativas que ya llevan años en la App Store de Apple, por lo que no han conseguido arañar un puesto en las listas aplicaciones más vendidas.

Su producto principal, el renovado Windows 8, totalmente rediseñado para que funcione tanto en PC como en «tablet», tampoco se puede decir que haya tenido una gran acogida, sobre todo entre las aplicaciones de terceros, ya que hay que recordar que no hay aplicación nativa para Windows 8 de apps tan usadas en otros sistemas operativos de tabletas como Facebook, Linkedin, Flipboard o la mayoría de los productos de Google como Gmail, Drive o Youtube. En este Build tienen que conseguir que desarrollar para Windows 8 sea más atractivo y que por lo menos, las aplicaciones más usadas en «tablets» estén disponibles para su sistema operativo.

Cuando Microsoft lanzó Windows 8 anunciaron que no soportaba pantallas más pequeñas que 10 pulgadas, lo que hizo que se le cerrasen muchas puertas y dejase de lado un mercado enorme interesado en dispositivos más pequeños y más baratos que compran por ejemplo el Kindle Fire de Amazon, cuando su negocio está en vender licencias de sistemas operativos y no de hardware. Se rumorea que la versión 8.1 de Windows va a traer consigo el soporte para pantallas más pequeñas y procesadores ARM, lo que llevará a una serie de nuevos dispositivos con Windows 8.

Este es el momento en el que Microsoft debería darle la vuelta a esta situación, e innovar en vez de reaccionar, en la mayoría de las veces, demasiado tarde a los movimientos de sus competidores y al mercado. Esperamos ver en este Build, un Microsoft más flexible y adaptado a las necesidades de sus usuarios, y por qué no, que se recupere e innove con sus productos y la competencia en su mercado esté más equilibrada.

comentarios