Tecnología

Marissa Mayer, CEO de Yahoo!, pone fin al teletrabajo en la empresa

Quienes no estén de acuerdo, corren el riesgo de ser despedidos en una empresa en la que, paradójicamente, la flexibilidad laboral ha sido una de sus señas de identidad en cuanto a su política de contratación

Marissa Mayer, CEO de Yahoo!
Marissa Mayer, CEO de Yahoo! - REUTERS/Noah Berger
ana i. martínez - Madrid - Actualizado: Guardado en: Tecnología

El teletrabajoha llegado a su fin en Yahoo! Marissa Mayer, la consejera delegada que fue contratada el pasado mes de julio para intentar levantar las pésimas cifras de la compañía, ha mandado una nota informativa a todos sus trabajadores quienes, a partir del próximo mes de junio, deberán presentarse todos los días en la oficina y cumplir «in situ» con su horario laboral.

«Para ser el mejor lugar de trabajo, la comunicación y la colaboración serán importantes, así que necesitamos trabajar codo con codo. Por eso es crítico que estemos presentes en nuestras oficinas», ha asegurado la CEO de Yahoo! en un comunicado interno firmado por la directora de recursos humanos, Jackie Reses. «Velocidad y calidad se sacrifican a menudo cuando trabajamos desde casa. Necesitamos ser un solo Yahoo! y eso empieza estando físicamente juntos», continúa la carta.

Quienes no estén de acuerdo, corren el riesgo de ser despedidos en una empresa en la que, paradójicamente, la flexibilidad laboral ha sido una de sus señas de identidad en cuanto a su política de contratación. Sin embargo, este gigante de internet considera ahora que el rendimiento de sus empleados baja cuando trabajan desde casa.

Muchos trabajadores de la compañía de Silicon Valley, especialmente madres, han puesto el grito en el cielo por lo que consideran una medida injusta. Sin embargo, no son los únicos.

Una medida injusta

La Oficina de Trabajo de EE.UU. asegura que casi el 25% de los trabajadores con un empleo a tiempo completo, realizó parte de su jornada laboral en casa en 2010. Igualmente, la Confederación de la Industria Británica (CBI) ha revelado que el 59% de las pequeñas empresas británicas en 2011 ofrecieron esta posibilidad -un salto del 13% respecto al 2006- para ayudar a reducir los costes de oficina.

La compañía británica BT Group, una de las primeras empresas del Reino Unido en adoptar el teletrabajo, cuenta con una plantilla de 89.000 trabajadores, de los que unos 69.000 trabajan con total flexibilidad y 9.400 desde sus casas. El resultado de esta política son unos increíbles beneficios como el ahorro de dietas, una mayor productividad y reducción por bajas por enfermedad.

Para el presidente de Virgin Group, Richard Branson, la medida de Yahoo! ha socavado la confianza de sus empleados, de quienes se duda sobre su capacidad para sacar adelante sus labores profesionales con independencia del lugar en el que se encuentren. «Esto parece un paso atrás en una época en la que el trabajo a distancia es más fácil y más eficaz que nunca», ha escrito Branson su blog. «Si usted proporciona la tecnología adecuada para mantenerse en contacto y para mantener una comunicación regular, así como conseguir el equilibrio adecuado entre el trabajo a distancia y la oficina, la gente se sentirá motivada a trabajar de manera responsable, de forma rápida y con gran calidad».

El teletrabajo en España

El hecho de que una compañía como Yahoo! obligue a sus trabajadores a acudir a la oficina a trabajar, reabre el debate sobre la conveniencia o no de aplicar el teletrabajo y dificulta su implantación en países como España, donde no ha sido hasta finales del siglo XX cuando algunas empresas han empezado a trasladar la oficina a casa de sus empleados.

Según el «Libro Blanco del Teletrabajo en España» solo un 26% de los españoles realiza algún tipo de trabajo desde su hogar, mientras en Europa la media es de un 35%. Instalar la oficina en casa es algo a lo que los españoles aún no están acostumbrados a pesar de que permite una mayor conciliación laboral y familiar, se reducen los índices de contaminación, la empresa reduce costes y aumentan los beneficios. Por tanto, ¿cuáles son las verdaderas razones para que Marissa Mayer haya adoptado esta decisión?

La extrabajadora de Google tomó las riendas de Yahoo en 2012. Por primera vez en cuatro años, la compañía logró incrementar sus ingresos: 0,04% más que en 2011. Desde su llegada al poder, Mayer ha puesto en marcha una transformación interna de «la cultura, la energía y la ejecución de la compañía», se ha desecho de activos para incrementar la liquidez y ya ha despedido a 2.000 empleados.

comentarios