ANÁLISIS

Moto G5: el nuevo dueño de las tres B

Los nuevos terminales de la firma, de 5 y 5.2 pulgadas de pantalla, ofrecen un rendimiento más que suficiente aunque se echa en falta algo más de potencia, pero teniendo en cuenta su relación calidad-precio son propuestas a tener en cuenta

Actualizado:

El rango de la gama media en el mercado de los teléfonos móviles inteligentes se ha apretado mucho en los últimos tiempos. Se pueden encontrar algunos ejemplos incluso de dispositivos que poco le tienen que envidiar a los de más altas prestaciones, que generalmente se encuentran en una horquilla de precios entre seiscientos y ochocientos euros. Lenovo, propietaria de la marca Motorola, ha apretado el acelerador y ha logrado, de nuevo, que sus propuestas cumplan la premisa de las tres B, es decir, bueno, bonito y barato.

Los nuevosMoto G5 y Moto G5 Plustienen en común algunos aspectos técnicos. Diferenciados por tamaño, ambos modelos incluyen sensores de huellas dactilares, aunque flaquea en su comportamiento de la cámara. El primero cuenta con una pantalla de 5 pulgadas y resolución Full HD (1.920 x 1.080 p.), que se comporta bastante bien en el visonado de contenido multimedia pese a no estar ante los mejores paneles del momento. Es más, éste es un aspecto controvertido puesto que a veces da la sensación que no se percibe todo de manera óptima. El modelo de mayor tamaño monta un panel de 5.2 pulgadas con la misma resolución.

En el apartado técnico sí se hallan varias diferencias. Por lo pronto, el Moto G5 alberga un procesador Snapdragon 430 de ocho núcleos capaz de moverse a una frecuencia de 1.4 GHz, mientras que su «hermano» mayor logra un mayor rendimiento gracias al chip, igualmente fabricado por Qualcomm, Snapdragon 625 a velocidad de 2.0 GHz. Aunque funcionan de manera fluida, sí se echa en falta algo más de potencia, pero teniendo en cuenta su precio de derribo no es como para pedirle peras al olmo. Vienen acompañados por 3 GB de memoria RAM.

En cuanto a su capacidad de almacenamiento también se encuentran diferencias. Con 16 GB de memoria para el Moto G5 -algo escaso en los tiempos que corren- y 32 GB para el G5 Plus. Ambos modelos soportan tarjetas microSD para ampliarla. La cámara, un apartado siempre perseguido por los usuarios, genera algunas dudas, aunque su comportamiento es bastante bueno.

Y, de nuevo, nos encontramos con algunas diferencias. El modelo «pequeño» por así decirlo monta un sensor de 12 megapíxles con apertura F/1.7 que aguanta un zoom digital de ocho aumentos y añade un modo con funciones más avanzadas, mientras que el «grande» mejora algunos detalles en sus 13 megapíxeles, apertura F/2.0 y enfoque automático por detección de fase. La cámara frontal, diseñada para videollamadas y capturar «selfies», es igual: una lente gran angular de 5 megapíxeles y apertura F/2.2. El resultado es óptimo.

Otras características a tener en cuenta es su batería, potente, que tiene capacidad para 2.800 miliamperios en el caso del G5 y se extiende hasta 3.000 miliamperios en el segundo de los casos. Y para los puñeteros, recordad que dispone de radioFM, una función imprescindible para muchos usuarios. Sus precios, de 209 euros y 279 euros respectivamente.