RUMORES Y FILTRACIONES

Apuntes sobre Bixby, el próximo mayordomo de Samsung

La firma surcoreana se refiere por primera vez en unos documentos oficiales el nombre de su nuevo asistente virtual que se cree formará parte del próximo Galaxy S8

Detalle del modelo más actual, el Galaxy S7
Detalle del modelo más actual, el Galaxy S7 - SAMSUNG

Se acerca el día en que se presentará el próximo modelo de teléfono móvil inteligente de Samsung, que se presupone se denominará Galaxy S8, y que presentará sus credenciales para competir como uno de los mejores «smartphones» del año. Los incesantes rumores, filtraciones e hipótesis permiten hacerse una idea de cómo será y de tener presente algunas de las características con las que la firma surcoreana pretende seducir a los usuarios.

Todo, por el momento, son meras especulaciones, fugas que han roto la magia de las grandes presentaciones, únicamente entendidas como puro marketing deliberado para calentar el asunto y, de paso, hacerse notar en una industria, la de telefonía móvil, en busca permanente de innovación, que está más apretada que nunca. Y, para ello, el primero que da el campanazo puede que juegue un papel más relevante.

Samsung, como una de las marcas líderes y el mayor vendedor del mundo en este sector, necesita un revulsivo. Viene de estrellarse estrepitosamente en uno de los episodios más recordados de la historia de esta industria. Hablamos, en efecto, del Galaxy Note 7, retirado del mercado por riesgo de ignición. La firma surcoreana no se permite un nuevo desliz y, para ello, aspira a llenar de relumbrantes funciones su nuevo buque insignia.

Una de las características que formará parte del Galaxy S8 es un nuevo asistente virtual. Se llamará Bixby. Tras meses de especulaciones, poco a poco se van conociendo algunos detalles. Por lo pronto, el nombre. Desde la página informativa sobre privacidad de Samsung en su edición italiana se habla acerca de sus prestaciones. Básicamente, se dice que será capaz de «controlar la pantalla con comandos de voz». Vaya por delante que, según puede deducirse, es posible que este software venga por defecto no únicamente en este modelo, sino en otros.

Así, dependiendo del modelo el usuario puede activar, al igual que sucede en otros terminales de marcas como Apple, determinadas funciones a través de comandos de voz, tales como reproducir canciones o realizar búsquedas en internet, así como dictar notas de voz, activar el modo automático o utilizar ciertas funciones mientras conduce. Pero hasta aquí es todo lo que se puede saber.

La gracia es que este asistente, Bixby, vendrá, según se cree, dominado con un sistema basado en Inteligencia Artificial, fruto de la compra el pasado año de la «startup» Viv, fundada por los creadores de Siri, el asistente virtual de Apple para sus dispositivos. La idea es que sea capaz de fusionar un lenguaje natural con distintas aplicaciones (propias y de terceros). Pero surgen algunas preguntas como hasta qué punto será capaz de reconocer las instrucciones del usuario, qué tipo de funciones podrá ejecutar, será posible o no integrarse en el sistema de pagos móviles Samsung Pay y, sobre todo, quedará saber si está al nivel de otros rivales como Alexa, Assistant, Siri o Cortana.

La industria actual de la tecnología de consumo ha empezado a virar hacia nuevas opciones y usos de la voz como una nueva interfaz de usuario, pensada para controlar las funciones de una manera natural. Se impone, en ese sentido, un largo esfuerzo por dotar de mayor inteligencia a las máquinas para que éstas sean capaces, a su vez, de ir aprendiendo del propio usuario mediante sistemas de aprendizaje automático.

comentarios